Una mesa analizará medidas para limitar el juego en menores

S. Gonzalez
-

La Junta pone en marcha un instrumento con todas las partes implicadas que huya del «alarmismo y la politización» en busca de un consenso social

Un joven realiza una apuesta en el interior de una casa de juego. - Foto: Reyes Martínez

La Junta pondrá en marcha una pionera Mesa del Juego Responsable destinada a la adopción de medidas desde el consenso como la limitación de las distancias de los establecimientos con colegios u otras que se regularán con una modificación de la actual ley autonómica.
El consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, informó de esta iniciativa «pionera» ante la preocupación en la sociedad por el aumento del juego, si bien indicó que el peligro se encuentra, en especial, en una «publicidad agresiva» y en el juego online, donde se puede acceder en cualquier momento.
Como la competencia en ambos apartados es estatal, el consejero ha enviado una carta al ministro de Consumo, Alberto Garzón, para mostrar su disposición a colaborar y trabajar en cambios normativos sobre publicidad y juego online.
«Hay que huir del alarmismo y extremismos», afirmó Ibáñez, que apostó por el trabajo «sin politización ni partidismo» de la Mesa, en la que habrá presencia de todos los agentes implicados para llegar a unas conclusiones que se recogerán en la modificación de la actual ley, uno de los compromisos de su programa de gobierno.
Ibáñez, «respetuoso» con la proposición de ley sobre el juego presentada por el Grupo Socialista a instancia de la Federación Castellano Leonesa de Jugadores de Azar Rehabilitados (Fecyljar), recordó que ya anunció en las Cortes su intención de presentar un proyecto de ley con los cambios.
Entre ellos no descartó una limitación de la distancia entre locales de juego y centros educativos, a la vez que recordó que la Fecyljar, igual que los representantes de los casinos, bingos, salones de juego y máquinas, van a estar sentados en la Mesa y pondrán realizar sus aportaciones para realizar los cambios con el mayor consenso.
Así, entre las prioridades estará la protección de los menores y las personas más vulnerables, pero también se tendrá en cuenta la realidad empresarial del sector, que genera 2.000 empleos directos y del que dependen 450 empresas.
«Es necesario abordar la realidad social de un sector que ha cambiado vertiginosamente, debe ser analizada y estudiada para atajar los problemas que afecten a las personas, pero sin que esto sea detrimento de una actividad que en 2019 supuso unos ingresos de más de 70 millones en las arcas de la Comunidad», argumenta Presidencia.
Además, se analizarán nuevas medidas de formación, concienciación y detección de la ludopatía, con especial incidencia entre los más jóvenes, medidas de coordinación y otras de buenas prácticas.