El 35% de los niños y adolescentes españoles padece obesidad

EFE
-

Los datos preliminares del estudio analizan, por primera vez en España, la actividad física, el sedentarismo, los estilos de vida y la obesidad de la población infantil de entre ocho y 16 años

El 35 % de los niños y adolescentes españoles tiene obesidad

El 34,9 por ciento de los niños y adolescentes españoles de entre ocho y 16 años tienen sobrepeso u obesidad, según un estudio de Gasol Foundation, que constata que el 63,6 por ciento de ellos ni siquiera practica los 60 minutos al día de ejercicio físico recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Los datos preliminares del estudio, que evalúa por primera vez en España la actividad física, el sedentarismo, los estilos de vida y la obesidad de la población infantil de entre ocho y 16 años, han sido presentados hoy en una rueda de prensa en la que han participado el presidente de Gasol Fondation, Pau Gasol, y la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo.
El trabajo, en el que han participado 3.803 niños y adolescentes de 245 centros educativos, señala que un 23,8 por ciento de ellos presenta obesidad abdominal (el coeficiente de la circunferencia de la cintura respecto a la altura es igual o superior a 0,5) y es un 10 por ciento superior al porcentaje de obesos si se tiene en cuenta el Índice de Masa Corporal.
Un dato, según el doctor el doctor Santiago Gómez, investigador principal del estudio, que significa que "se está cayendo en un infradiagnóstico de la obesidad infantil", por lo que ha pedido incorporar en los protocolos de los centros de salud la medición de la cintura como un indicador de la enfermedad.
El informe revela también que más de la mitad de los menores supera las dos horas al día de uso de pantallas (televisión, ordenador, tableta, móvil o videoconsolas) que aconseja la OMS, ya que están frente a ellas un promedio de 179,1 minutos diarios.
Además, casi el 80 por ciento sobrepasa el tiempo recomendado durante el fin de semana al utilizar esos dispositivos 282,6 minutos al día.
En ambos casos, el uso de pantallas se da más en chicos que en chicas y en los estudiantes de secundaria -de 12 a 16 años- que en los de primaria.
La exposición a las pantallas es un "factor muy relevante" en la obesidad y el sobrepeso de los menores, por lo que Gasol ha abogado por "medidas de restricción", una responsabilidad que debe recaer en los padres y en las instituciones públicas.
El campeón mundial ha señalado que antes era difícil hacer entrar a los niños en casa y ahora lo es conseguir que salgan.
En la práctica de actividad física, el porcentaje de niñas que incumplen el mínimo de 60 minutos diarios recomendado por la OMS es superior al de niños (un 70,4 por ciento frente al 56,3 por ciento).
En cuanto al nivel educativo, un 72,4 por ciento de los estudiantes de secundaria no sigue esas indicaciones, porcentaje que baja al 55 por ciento en los más pequeños, lo que significa que hay "un deterioro importante de la práctica de actividad física desde la infancia a la adolescencia", ha alertado el doctor Gómez
Por ello, una de las principales peticiones de Foundation Gasol es incrementar las horas y la calidad de la educación física en los centros educativos, así como potenciar la práctica de deporte fuera del ámbito escolar, ha señalado Pau Gasol.
El campeón de la NBA ha pedido también un Plan Nacional de Obesidad Infantil dotado de inversión, que esté liderado por el Ministerio de Sanidad y que implique a todas las administraciones públicas y a otras entidades.
También el sector de la alimentación tiene que estar involucrado, ha considerado Gasol, quien ha dicho que hay que hacer fuerza día a día para que se vean obligados a cambiar su filosofía.
Por su parte, la ministra ha valorado los datos del estudio como una información valiosa para poder diseñar las políticas públicas más eficaces para combatir lo que ya se considera la "pandemia del siglo XXI" y que constituye uno de los principales problemas de salud pública.
A la malnutrición, entendida no como escasez de alimentos sino como alimentación inadecuada, hay que añadir el desequilibrio que se produce entre la ingesta de comida y el ejercicio físico que se realiza, ha apuntado Carcedo.
En el mismo sentido, Marta Segu, directora de la Fundación Probitas, que ha colaborado en el estudio, ha dicho que parecía que en España con la dieta mediterránea estábamos salvados "y no es así" y ha advertido de que no se trata solo de llenar el estómago sino de hacerlo de la manera más saludable