El 90% de la flota burgalesa de transportes está parada

I. ELICES
-

El sector mantiene la actividad para garantizar el abastecimiento de alimentos y medicinas y la mayoría de sus ERTE son de carácter parcial con el fin de atender imponderables que surjan en esta crisis

Un camión de la empresa Stoptrans circula por la BU-30 en dirección a Burgos capital. - Foto: Luis López Araico

Si la economía global funciona al ralentí, el sector del transporte se ve obligado también a levantar el pie del acelerador y a reducir su actividad. Si no hay productos que llevar de unos lugares a otros, las empresas reciben menos encargos y deben parar sus camiones, con lo que el "90% de las flotas" de las compañías burgaleses permanecen ahora mismo con el freno echado. Lo dice el presidente de la patronal de la provincia, José Luis Olivella, quien, a pesar del confinamiento, no para demasiado en casa. Entre el despacho de Asebutra y el de su empresa resuelve los no pocos problemas que ha de atender aun en tiempos de poca actividad.  

Uno de ellos es el de los ERTE. Como es lógico, "la práctica totalidad de las empresas" se han visto abocadas a pedir un expediente de regulación ante la caída de los contratos, aunque la mayoría de ellos tiene carácter parcial, ya que "el compromiso del sector es el de estar disponibles en todo momento  por si surgieran nuevas necesidades que atender o imponderables", explica el propio Olivella.

En estos momentos los pocos camiones que circulan por nuestras carreteras -hay que recordar que el tráfico ha disminuido cerca de un 80% desde el inicio de la crisis del coronavirus- transportan productos alimentarios para garantizar el suministro a todas las tiendas, supermercados e hipermercados de España. Asimismo, llevan mercancías sanitarias y cualquier tipo de bien para abastecer a la industria considerada actividad esencial, como envases para la agroalimentación, etc. "A esto es básicamente a lo que nos dedicamos, pero tenemos a trabajadores siempre dispuestos por si hay que hacer portes urgentes", añade. La semana pasada su empresa trasladó desde Luxemburgo a Madrid una remesa de paneles para su instalación en el hospital de campaña de Ifema, en Madrid.

Olivella está preocupado no tanto por el actual parón, que también, sino por "el ritmo" al que pueda recuperarse la economía una vez pasadas las semanas más duras. Es consciente de que "la actividad económica no va a alcanzar el 100% de la noche a la mañana", pero para reducir el impacto y contener la recesión pide "que se pongan todos los medios para apoyar a las empresas a volver a producir". "Lo primero es lo sanitario y atender a los enfermos, pero no hay que descuidar la economía en ningún momento si no queremos entrar en una crisis profunda", asevera.

En cuanto a las condiciones en que prestan su trabajo diario los camioneros advierte de que ha percibido "una ligera mejoría" en los servicios en carretera. En este sentido, agradece que haya más estaciones de servicio con "los baños abiertos y duchas", aunque estima que "debería haber más, son pocos todavía". En relación a la alimentación, "los lugares abiertos no son demasiados, pero por fortuna hay servicios mínimos". "Ahora bien, hay que agradecer el gesto de muchos ciudadanos, pues hay lugares en los que invitan al bocadillo al transportista o a un refresco; son anécdotas, pero hay con contarlas", afirma.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) publica en su página web el punto de información con la ubicación de las instalaciones donde se ofrecen servicios de restauración y venta de comida preparada para llevar, en el entorno de las principales autovías y carreteras de España, a transportistas profesionales de mercancías y de viajeros, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y otros trabajadores de servicios esenciales.

Esta información se muestra georrefenciada en un mapa de Google Maps, con el fin de facilitar su localización por los profesionales, y se actualizará constantemente a partir de la información que se reciba en el Ministerio. El punto de información incluye también los puntos de venta de bebidas calientes y bocadillos, así como los que tienen servicios de ducha. Se puede consultar en la web ‘Punto de Información de servicios de restauración’.