Miranda prioriza el tercer carril en carretera Logroño

R.C.G.
-

Ayuntamiento y empresarios coinciden en que es una inversión necesaria para no frenar el crecimiento industrial y así se lo han trasladado a la Junta

Miranda prioriza el tercer carril en carretera Logroño

La llegada de nuevas inversiones y los datos de empleo reflejan que en los últimos años la ciudad está recuperando parte de su tejido industrial. Aún queda mucho camino para volver a las cifras previas a la crisis pero los empresarios locales admiten que se empieza a notar una inercia positiva que no solo repercute en que se pongan en marcha nuevos proyectos sino también en que «están creciendo varios de los que ya llevan años implantados», afirma Nuria Navarro.

La presidenta de FAE celebra que desde la Junta se haya decidido prorrogar un año más el plan de reindustrialización especial para la zona porque supone un atractivo importante a la hora de captar firmas, pero cree que se deben dar más pasos. Antes de las últimas elecciones los empresarios hicieron pública una lista con las necesidades más urgentes que reclamaban a las administraciones. La limpieza de los polígonos, la seguridad jurídica o el asfaltado de Bayas estaban entre las reivindicaciones, algunas de las cuales han tenido respuesta. Ahora, la prioridad apunta a mejorar las infraestructuras, más concretamente a construir un tercer carril en la carretera de Logroño.

La petición ya ha sido cursada a la Junta al entenderse que es la forma de potenciar Ircio, porque brindaría una conexión directa con el ferrocarril a las empresas que van a empezar a operar en dicho polígono a través de la intermodal logística construida en los antiguos terrenos de Rottneros. De esta forma se brinda enlace con los principales puertos del país. Asimismo también es el punto de entrada y salida por carretera para muchos transportistas, una densidad de tráfico que se verá notablemente incrementada con las nuevas empresas que se instalarán en la ciudad, algunas de ellas dedicadas a la logística.  

Estos dos son los argumentos que inclinan la balanza por esta opción frente a la otra alternativa que se barajaba, conectar el polígono con la terminal de contenedores mediante un vial interior. La preferencia por el tercer carril es compartida por empresarios y Ayuntamiento porque «daría más fluidez al tráfico, ayudaría a descontracturar esa vía y brinda más posibilidades de comunicación», destaca el concejal de Promoción Económica, Miguel Ángel Adrián, quien ya ha manifestado a la administración regional en una reciente reunión que el deseo municipal es que se apueste por la ampliación de la carretera de Logroño como solución.

Sin plazos. Por ahora no hay plazos previstos para ejecutar la obra, pero la administración local quiere avanzar en esta legislatura en un asunto que considera vital para no estrangular el crecimiento industrial.

Contar con una conexión directa entre la intermodal e Ircio es un valor añadido a la hora de ofrecer suelo industrial y además la actual carretera de Logroño no puede soportar mucho más tráfico en las condiciones actuales, lo que limita las posibilidades de desarrollo también de Bayas. Actualmente en las horas de cambios de turno la circulación se colapsa, y es que al transporte de mercancías, hay que sumar los vehículos particulares, cifra que a medida que se incremente el tejido industrial también se multiplicará porque habrá más trabajadores desplazándose diariamente.  
Desde el Ayuntamiento se recuerda que la Junta se ahorró una fuerte inversión gracias a que una empresa privada se anticipó en la construcción de una plataforma logística, dinero que siempre se ha defendido que debería repercutir en mayor o menor medida en otra infraestructura para la ciudad. La cantidad que se dejó de gastar rondaba los 7 millones de euros.

Desde la concejalía se asegura que el momento actual es «benévolo» para la economía mirandesa como reflejan los indicadores socioeconómicos, pero el tercer carril es una necesidad para impulsar la recuperación industrial. «Estamos experimentando un crecimiento lento pero esperanzador», sostiene Adrián, que remarca el esfuerzo que desde el Ayuntamiento se hace para atraer inversiones y que espera que se vea respaldado por la Junta, no solo con las medidas ventajosas para la adquisición de suelo, sino con la dotación de nuevas infraestructuras.