scorecardresearch

La España Vaciada está lista para unas elecciones en CyL

David Alonso
-

La plataforma tiene en cuenta «todos los escenarios posibles», cuenta con nombres para las nueve provincias y reconoce que podrán concurrir a cualquier cita electoral que se convoque a partir de enero

Imagen de archivo de una manifestación de la España Vaciada celebrada en Madrid en el año 2019. - Foto: Ical

La plataforma de la España Vaciada ya está lista para presentarse a las próximas elecciones autonómicas de Castilla y León. Da igual cuando sean.  Haya adelanto electoral o no, el movimiento surgido al calor del éxito de Teruel Existe a nivel nacional ya está preparado para, si los electores quieren, desembarcar al pie de la Avenida Salamanca de Valladolid y entrar en las Cortes autonómicas. La semilla sembrada hace años por movimientos ciudadanos hartos de la desatención desde los grandes partidos, la sangrante pérdida de población o el abandono en materia de infraestructuras ha terminado de germinar y la España Vaciada está culminando su estructura orgánica en Castilla y León para dar el salto a la política autonómica. 

Una situación que tienen tan avanzada que desde la coordinadora nacional reconocen que, en el caso de que Alfonso Fernández Mañueco decida apretar el botón rojo y convocar comicios en Castilla y León a principios de año, estarían listos para concurrir en las nueve provincias. «Hemos estudiado todos los escenarios posibles en Castilla y León, y estaremos listos para poder concurrir», reconoce a este periódico Antonio Saz, coordinador de la herramienta política de la plataforma, y miembro del movimiento ciudadano de Teruel Existe. Saz, junto a distintas plataformas autonómicas lleva meses pergeñando el asalto de la España Vaciada al Parlamento autonómico bajo el ideario de que «todos los territorios que tienen riesgo de desaparecer tengan voz». «Somos una reacción a años y décadas de olvido y abandono por parte de los gobiernos», explica, al tiempo que sentencia que habrá un «programa común para todo el territorio» que será compartido con el resto de proyectos de otras regiones.  

Ahora, la plataforma trabaja contrarreloj para cerrar su estructura y fija a finales de enero la fecha a partir de la cual estarán listos para presentarse a cualquier convocatoria electoral que aparezca. Precisamente enero es una de las fechas en las que Fernández Mañueco podría disolver las Cortes para citar a la población a las urnas para mediados de marzo. La sombra de una nueva moción de censura socialista –negada hasta la extenuación por los de Luis Tudanca– a partir de mediados del tercer mes del año sigue atormentando a un Gobierno regional que ya no cuenta con mayoría absoluta en el Parlamento regional. 

Sin nombre

Por el momento, la España Vaciada no desvelan el nombre bajo el que concurrirían a unas hipotéticas elecciones en la Comunidad, ni quién sería su candidato a la presidencia de la Junta. Lo que si avanza Saz es que la organización ya cuenta con personas en las nueve provincias listas para participar y lanzarse a conquistar votos. La plataforma no ha decidido tampoco si se constituirá en partido político, o si concurrirá bajo la fórmula de agrupación de electores, usada por Teruel Existe en 2019.

Por el momento, Saz no se moja a la hora de confirmar si se presentarán ante un posible adelanto electoral en Castilla y León, y se limita a asegurar que «estamos listos para cualquier eventualidad», e insiste a este periódico que la decisión «se tomará cuando se convoquen los procesos». «Estar listos a finales de enero no significa que se haya tomado la decisión», matiza.

Pese a esta precaución, todo hace indicar que la voz y las papeletas de la España Vaciada estarán en los colegios electorales de Castilla y León, toda vez que la Comunidad está en el 'kilómetro 0' de la despoblación. Sobre las plataformas que están en el proyecto, Saz reconoce que hay algunas «mas animadas, y otras que se van a quedar mas al margen». 

Pelea en los territorios

Una vez en el ruedo electoral, la plataforma de la España Vaciada en Castilla y León tendrá que batirse el cobre no solo contra los grandes partidos nacionales –PSOE, PP, Vox, Podemos y Ciudadanos–, sino que tendrá que hacer frente a formaciones provinciales como la Unión del Pueblo Leonés o Por Ávila, cuyo caladero de electores es muy similar al de la España Vaciada. Para dar el salto al Parlamento regional, la plataforma tendrá que lograr, al menos, las 68.869 papeletas que obtuvo Podemos en 2019 para lograr un procurador autonómico. Más barato tuvo entonces el escaño Por Ávila, que al presentarse en una única demarcación solo necesitó de 9.455 para sentar a Pedro Pascual en las Cortes de la Comunidad.

Sin embargo, el viento parece soplar a favor de la España Vaciada, y las últimas encuestas nacionales le dan hasta ocho butacas en el Congreso de los Diputados desde Castilla y León. Pese a las claras diferencias entre los comicios nacionales y autonómicos, lo cierto es que esto pone de manifiesto el poder que esta plataforma podría tener en una Comunidad donde ocho de las nueve provincias –a excepción de Valladolid– han perdido población durante las últimas tres décadas.

PP y PSOE intensifican su mensaje para captar votos en zonas rurales

Los grandes partidos han visto las orejas al lobo con el fulgurante despertar de la España Vaciada y han vuelto sus ojos, y sus mensajes a las zonas rurales para retener electorado y evitar trasvases hacia el nuevo partido. Tanto Partido Socialista como Partido Popular en la Comunidad se han autoproclamado durante los últimos meses como «el partido de los pueblos y la España Vaciada», con multitud de actos, mensajes y guiños hacia un colectivo vital para llegar alColegio de la Asunción. Y es que Castilla y León, epicentro de la despoblación, tiene nueve de cada diez municipios –2.248 en total– con menos de 1.000 habitantes, y casi 700 por debajo de los 100 vecinos.