Las 'villas del Brullés' muestran su riqueza en una colección de postales

DB / Burgos
-
La iglesia de Santa María la Real, de Sasamón, es uno de los mejores ejemplos del arte que atesora esta zona.

En dieciséis imágenes, la Asociación Amigos de Villamorón invita a conocer la comarca siguiendo el curso del río, centrándose en el interior de los templos de Villegas y Villamorón

«Es posible que algunos piensen que en tiempos de Instagram, Flickr y otras aplicaciones informáticas centradas en la imagen no tenga mucho sentido editar una colección de postales, pero creemos que a los visitantes les gusta llevarse un pequeño recuerdo que suelen enviar a sus amigos y familiares como testimonio de su visita»,  manifiesta Pedro Francisco Moreno, presidente de la AsociaciónAmigos de Villamorón, para ‘justificar’ la edición de una colección de 16 postales sobre el impresionante patrimonio que atesoran los cuatro lugares de las Villas del Brullés, un proyecto cultural auspiciado por la Junta de Castilla y León para poner en valor dicho patrimonio.
 Con esta propuesta, además de dar a conocer el espléndido patrimonio de Villegas, Villamorón, Olmillos y Sasamón, se trata de invitar a visitar estos pueblos y disfrutar de su patrimonio cultural y arquitectónico, así como contribuir a su mantenimiento. Amigos de Villamorón, impulsora de la iniciativa, en colaboración con las parroquias de Villamorón y Villegas, ha contado con el patrocinio económico de la Fundación Gutiérrez Manrique.
El recorrido geográfico que se realiza a través de esta colección de imágenes, que se vende al precio de 5 euros, parte de la desconocida iglesia de Villanoño para seguir aguas abajo el curso del río Brullés, recalar en los esbeltos templos y otros elementos patrimoniales de Villamorón y Villegas, pasar por Sasamón y su iglesia con aires de catedral y terminar junto a la autovía Burgos-León en la localidad de Olmillos «para contemplar lo bien que ha quedado su templo tras las restauraciones realizadas recientemente y aprovechar allí a recuperar fuerzas, si se desea», indica Moreno. La colección se centra, de una manera especial, en Villegas-Villamorón, donde además de unas visitas del interior de los templos presenta otras construcciones singulares del entorno.

Continuidad

Este proyecto fotográfico, del que se han editado 500 ejemplares, da continuidad al proyecto pictórico que se ha plasmado en la edición del calendario 2014, editado asimismo por Amigos de Villamorón, con una selección de obras que artistas de muy diversos estilos han creado inspirándose en el templo de Santiago Apóstol de Villamorón y su entorno a lo largo de los últimos diez años. Período éste en el que la Asociación Amigos de Villamorón, con su trabajo, ha logrado salvar uno de los más hermosos monumentos de la provincia, la magnífica iglesia de Villamorón, y que ha servido de ejemplo a seguir para otras asociaciones en su común objetivo de conservar el rico patrimonio burgalés.