Un año sin terraza a quien la monte sin permiso o más grande

J.M.
-

La futura norma recoge sanciones de hasta 2.000 euros para quien cometa infracciones muy graves. El negocio que no recoja las mesas a tiempo o se exceda del horario también recibirá un duro castigo

Las terrazas, de unos años a esta parte, también tienen éxito en los meses de invierno. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La Ordenanza de Terrazas, en la que trabaja el Ejecutivo socialista y cuyos últimos retoques se negocian estos días con los partidos de la oposición, revela la intención del Ayuntamiento de mostrarse duro con aquellos que se salten la normativa ya que las sanciones no se limitarán a multas económicas sino que acarrearán también la prohibición de montar veladores durante un año (puede que incluso más) a aquellos que cometan infracciones graves o muy graves. Por ejemplo, a quienes la instalen sin permiso, a quienes coloquen 4 mesas más de las permitidas en un espacio no autorizado a quienes sobrepasen el horario en más de una hora o a quienes no la hayan recogido a tiempo.

El nuevo texto normativo, que ya se aprobó inicialmente pero que aún puede sufrir alguna variación,  especifica que aquellos que cometan una infracción muy grave se expondrán a multas de entre 1.001 y 2.000 euros y se les suspenderá el permiso «durante el año natural siguiente a que la sanción sea firme». Los supuestos tipificados de esta manera son aquellos en los que se instale la terraza sin autorización o invadiendo un espacio distinto al que se le ha concedido en más de 20 metros cuadrados o 6 mesas (con sus sillas). A quienes se excedan en 10 metros o 4 mesas también se les retirará el permiso por un año pero la multa aquí oscilará entre los 301 y los 1.000 euros.

La sanción máxima afectará también a quienes coloquen 3 puntos de fumadores sin permiso o en un espacio no autorizado y a quienes ocupen con la terraza un 50% más de la superficie permitida. Tendrá el mismo castigo quien invada un itinerario peatonal o quien ceda o subarriende sus mesas a terceros.

En un grado por debajo se sitúan las infracciones tipificadas como graves. Estas llevan aparejadas también la suspensión de la autorización durante un año y afecta a quienes coloquen más de dos puntos de fumadores sin permiso, a quienes se excedan entre un 10% y un 50% en la superficie que se les ha autorizado, a quienes no recojan el mobiliario cuando proceda, a quienes se excedan del horario en más de una hora o a quienes coloquen un televisor dentro del establecimiento y enfocado a la terraza más allá de medianoche. En estos casos, las multas oscilarán entre los 301 y los 1.000 euros.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)



Las más vistas