San Juan de Dios operará a pacientes de Sacyl desde el lunes

G.G.U.
-
San Juan de Dios operará a pacientes de Sacyl desde el lunes - Foto: Miguel Á?ngel Valdivielso

La Junta firmó un convenio con la orden religiosa para derivar 1.900 cirugías al año. Dará salida a cataratas o juanetes para bajar las listas de espera

San Juan de Dios iniciará el lunes, 4 de febrero, la actividad quirúrgica con pacientes derivados directamente desde el HUBU, a través del convenio especial de colaboración que firmaron la Junta y la orden religiosa el año pasado para que el hospital del paseo de la Isla «vincule» a la red asistencial pública algunos de sus servicios; es decir, para que determinadas áreas del centro privado empiecen a funcionar casi como si fueran parte de Sacyl. De esta manera, cada año se espera quitar de la lista de espera del HUBU 1.900 procedimientos rutinarios como cataratas, juanetes, hernias inguinales, fisuras anales, hemorroides, artroscopias de rodilla, varices... De momento, comienzan con cuatro pacientes.
El HUBU empezó a llamar a a finales de esta semana a los primeros pacientes susceptibles de ser operados en San Juan de Dios, que desde el lunes se encargará de todas las fases del proceso: preoperatorio, intervención y alta. Para ello, el primer mes de vigencia del convenio se ha dedicado a la adecuación de los sistemas informáticos y a la formación del personal del hospital privado en el manejo de los programas que utilizan los profesionales de Sacyl, para que todo quede registrado en la historia clínica del paciente. «Todo tiene que funcionar como si estuvieran en el HUBU», destacan desde la dirección del HUBU.
Y ese planteamiento atañe a la formación de residentes o al equipamiento. Es decir, hay servicios como Ofaltmología que han evidenciado que sus residentes de tercer y cuarto curso tienen que operar un número determinado de cataratas porque así lo establece su programa de formación MIR. Una circunstancia que obligará a San Juan de Dios a impartir docencia o, lo que es lo mismo, a que sus oftalmólogos también preparen a residentes del HUBU.
inversión para varices. Lo relativo al equipamiento atañe a la Cirugía Vascular y, más concretamente, a las 200 operaciones de varices que Sacyl ha contratado a San Juan de Dios. El motivo es que para este procedimiento el HUBU utiliza radiofrecuencia, una técnica de mínima agresión quirúrgica que retiene al paciente en el hospital menos de una hora (es el único centro público de la región que la usa) y San Juan de Dios emplea la cirugía tradicional. «Les hemos planteado si sería posible que incorporaran la radiofrecuencia, para garantizar la igualdad entre los pacientes», señaló el gerente del HUBU, Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso.
Sin embargo, este punto es algo más complejo que la formación de residentes porque conlleva una inversión económica. Y hay que tener en cuenta que la dirección del hospital privado no ha ocultado en ningún momento que confían en que el convenio especial con la Junta les permita alcanzar «la viabilidad económica» que el centro no ha conseguido por sí mismo. Y eso que el último acuerdo apenas introduce cambios en la parte de hospitalización: pacientes de media o larga estancia, paliativos, algún enfermo crónico o afectado por patologías estacionales como la gripe.
En total, San Juan de Dios hospitalizará a un máximo de 950 personas de acuerdo a estas indicaciones;una cifra que está en la media de lo que se estaba enviando en los últimos años, cuando se llegó a superar hasta en un 30% el acuerdo establecido en este sentido.
Esta actividad supone un 75% del importe del convenio especial, que asciende a 10,7 millones en dos anualidades, con posibilidad de prórroga por otros dos años. La novedad está en las 1.900 cirugías, que suponen el 25% restante.