Cientos de romeros arropan a la Virgen Blanca en una jornada de calor y religiosidad

ICAL
-

Las altas temperaturas animaron a los burgaleses a participar en los actos programados para este día festivo

Las altas temperaturas animaron a los burgaleses a participar en las actividades programadas para la jornada festiva. - Foto: Ricardo Ordóñez

La Campa del Castillo acogió un año más a cientos de burgaleses que se acercaron hasta la parte alta de la ciudad con el ánimo de acompañar en procesión a la patrona del barrio de San Pedro de la Fuente, para participar en la Romería de la Virgen Blanca. Los romeros portaron la talla a hombros desde la Iglesia de San Pedro de la Fuente para subir hasta el cerro del Castillo, donde se celebró una misa de campaña castellana a la que asistieron el alcalde de Burgos en funciones, Javier Lacalle, y el resto de miembros de la corporación municipal y provincial.

La cita romera se desarrolla el último fin de semana de mayo. En el encuentro participan anualmente miles de personas que ascienden a pie hasta la campa del Castillo donde estuvo ubicada la iglesia medieval de Nuestra Señora de la Blanca, desaparecida con la voladura del Castillo por los franceses durante la Guerra de la Independencia y de la que ya se han hallado vestigios en las últimas excavaciones arqueológicas.

Las temperaturas, que en algunos momentos superaron los 25 grados, animaron a muchos a participar en otro de los actos estrella de la jornada, una paellada popular que hizo las delicias de romeros y visitantes.