El MEH reflexiona:¿Somos biológicamente asesinos o sociales?

I.L.H.
-
El MEH reflexiona:¿Somos biológicamente asesinos o sociales? - Foto: J.J.M

'El mono asesino', la exposición abierta en el MEH, habla del año 1968, la película de Stanley Kubrick '2001, una odisea en el espacio', las teorías de la violencia en el origen de la humanidad que surgieron en la época y fósiles de Australopithecus.

1968 fue un año lleno de acontecimientos en el planeta: la guerra de Vietnam, la amenaza nuclear, la Primavera de Praga, los asesinatos de Kennedy y Martin Luther King, la Guerra Fría, la matanza de México previa a las olimpiadas, el inicio de la conciencia planetaria, los movimientos pacifistas... En ese contexto se rodó la película de Stanley Kubrick, que hacía alusión a la teoría del antropólogo Raymond Dart sobre que lo que nos ha hecho humanos ha sido la violencia ejercida sobre animales y sobre la especie, convirtiendo a los primeros homínidos en asesinos y deprededadores.

Ambas cuestiones se enlanzan en la exposición 'El mono asesino', abierta en la sala Pieza Única de la primera planta del Museo de la Evolución Humana. La muestra sirve para reflexionar sobre esa teoría observando la réplica de fósiles de Austrolopithecus que llevó a esos razonamientos y con un gran mural realizado con los acontecimientos que marcaron el año de la película '2001, una odisea en el espacio'.

La exposición se plantea si somos seres asesinos o sociales, si llevamos en nuestro ADN "la semilla de la maldad", como ha apuntado el director del MEH, Juan Luis Arsuaga, o si vamos en otra dirección. "La humanidad tiene remedio, pensamos en el MEH", añadió al señalar las dos piezas con las que concluye la muestra y que aluden al tamaño de nuestro cerebro en comparación con el de los Australopithecus.

Estará abierta hasta finales de año con entrada gratuita.

 J.J.M
- Foto: J.J.M