Un herido tras chocar un turismo con un buitre en la autovía de León

I.E. / Burgos
-

El conductor de un coche trató de esquivar una bandada de aves, pero acabó volcando

Un operario de conservación de carreteras retiraba ayer el buitre muerto. - Foto: Jesús J. Matías

Menuda impresión se tuvo que llevar ayer un joven que circulaba por la autovía de León al toparse con una bandada de buitres que sobrevolaba la calzada a muy baja altura. No eran golondrinas ni gorriones. Al observar su tamaño instintivamente pegó un volantazo para esquivar las aves, pero no pudo, se llevó a una por delante. Y no solo eso, la violenta maniobra hizo que perdiera el control el turismo, tras lo cual invadió la mediana, dio vueltas de campana y regresó a la vía, donde quedó volcado. Por suerte las heridas del conductor, de 21 años, no son de gravedad, si bien una ambulancia lo trasladó después al Hospital Universitario. Peor fortuna corrió el buitre, que murió y fue retirado por el personal de mantenimiento de la vía.
El accidente se produjo pasadas las 12,50 horas, en el kilómetro 145 de la A-231, en sentido León, en el término municipal de Isar. Varios testigos que vieron el siniestro telefonearon al servicio de emergencias 112 de Castilla y León, que movilizaba una ambulancia de Sacyl y al equipo médico de Burgos rural. Asimismo, acudían hasta allí varias dotaciones del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil con el fin de regular el tráfico y completar el atestado. El carril izquierdo de la calzada sentido oeste estuvo cortada al tráfico durante varios minutos, pero no se produjeron retenciones, ya que el carril derecho permaneció abierto.
No es el único accidente que se produjo ayer en Burgos. A las 12 de la mañana un coche volcaba en la CL-629, la carretera de Villarcayo, a la altura del kilómetro 11. El conductor, un varón de 52 años, pudo salir por su propio pie del turismo, tras lo cual pidió ayuda al 112, pues había sufrido un fuerte golpe en la nariz. Una ambulancia de Sacyl se desplazó hasta el lugar y después sería trasladado hasta el Hospital Universitario.
En la capital hubo que lamentar tres accidentes. El primero de ellos tuvo lugar a las 9,45 horas, al colisionar dos vehículos en la Plaza del Rey. Una ocupante de uno de los automóviles se dolía de la espalda. Fue atendida allí mismo, pero después rechazaría ser evacuada al complejo asistencial. En la carretera de Cortes también chocaron dos coches, tras lo cual uno de los conductores, de 55 años, resultó contusionado y fue trasladado al Universitario. En la avenida del Cid, a las 14,55 horas se producía un nuevo accidente que se saldaba por fortuna sin ningún herido.