Los bomberos voluntarios de Castrojeriz vuelven al trabajo tras la huelga

diariodeburgos.es
-

Llegan a un acuerdo con la alcaldesa para que el Ayuntamiento incluya en su nómina parte de las retribuciones de la Diputación

Los bomberos de Castrojeriz, en una intervención en mayo. - Foto: O. Campo

Los bomberos de Castrojeriz ya han firmado la paz con la alcaldesa, Beatriz Francés, y han dado por concluida la huelga que les llevó a no atender varios avisos de incendio, entre ellos el que se produjo en Melgar de Fernamental el pasado 14 de octubre, que destruyó seis inmuebles en el centro del pueblo. El cuerpo de voluntarios de esta localidad de la comarca Odra-Pisuerga vuelve a estar operativo.
Estos efectivos -que además son trabajadores municipales- no estaban de acuerdo con la forma en que recibían las retribuciones que concede la Diputación a cada Ayuntamiento en virtud de los servicios que efectúan cada año. Finalmente la regidora municipal ha dado su brazo a torcer y ha decidido que parte de esas compensaciones aparezcan en la nómina de los bomberos. «No es que vayamos a cobrar más, porque la Diputación siempre paga lo mismo, pero de este modo se cotiza por trabajo realizado», señalaron a este periódico los afectados.
La alcaldesa se felicitó por que todo vuelva «a la normalidad, ya que el parque de Castrojeriz tiene más de 30 años de historia». Y es que la diputada provincial delegada de Protección Civil, Montserrat Aparicio, había advertido de que «si los bomberos no salían habría que pensar en ubicar ese parque en otro lugar».
Esa huelga había causado malestar e inquietud en el parque de Burgos. El día de la emergencia en Melgar, el servicio de extinción y salvamento de la capital, que gestiona los avisos de incendio para toda la provincia, telefoneó a Castrojeriz, pero nadie contestó a las llamadas. Acudieron los bomberos de Melgar, que tienen camión pero no instalaciones físicas, y los de Villadiego, que fueron los terceros en ser avisados. Hasta tal punto creó alarma la situación que el concejal de Seguridad Ciudadana de Burgos, Salvador de Foronda, instó a la Diputación a solucionar el problema, porque «no puede convertirse en norma que los bomberos se alejen de la ciudad más allá de los 23 kilómetros de radio que hay firmados» con la institución provincial, dijo.
El día 20 de octubre volvió a haber una emergencia que debieron atender los bomberos de Castrojeriz, entre otras cosas porque el incendio tuvo lugar en el mismo pueblo. Un coche chocó contra una vivienda y ardió. El suceso tuvo lugar pasadas las 6 de la madrugada. Pues bien, el parque de Burgos llamó en tres ocasiones a los efectivos voluntarios de la población, entre las 7,15 y 7,20 horas. Terminaron yendo los de Villadiego, como en el caso de Melgar de Fernamental.
Desde el parque de Castrojeriz tranquilizan a la ciudadanía y señalan que vuelven al trabajo. Son cinco efectivos, pero para el veranos, según avanzan, serán uno más, media docena.