De Canadá a Briviesca en un abrir y cerrar de ojos

S.F.L.
-

Nuria Valverde ha visto como el año académico en su instituto de Winnipeg se paralizaba por la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. Llegó a la capital burebana el 27 de marzo y desde entonces se mantiene en cuarentena

De Canadá a Briviesca en un abrir y cerrar de ojos

Toda iba sobre ruedas, la experiencia de convivir con una familia extranjera al otro lado del charco, los estudios en un instituto con un sistema educativo muy diferente -más divertido y adaptado a cada uno- al español, nuevas amistades... Pero el coronavirus se coló en la vida de todos los ciudadanos del mundo con intención de quedarse, al menos, un buen rato.

La briviescana Nuria Valverde, de 16 años, comprobó desde Winnipeg -la ciudad canadiense donde cursaba primero de bachillerato- el despiadado avance del virus. Primero China, después Italia para llegar hasta España. Incrédula, en un principio, cuando familiares y amigos la transmitían a través de las redes sociales o videollamadas la situación por las que pasaba su nación, comprobó en primera persona el inicio del confinamiento en el país norteamericano.

Concretamente en Manitoba -la provincia donde permaneció siete meses- los casos que comenzaron a darse correspondían a personas que habían viajado previamente y por ello no había demasiada alarma. «Recuerdo que antes de irme se habían registrado poco más de treinta positivos en todo el territorio. Ahora ya han aumentado considerablemente», manifiesta la estudiante.

La decisión de tener que dejar Canadá de un día para otro le provocó un estado de shock, aunque la estudiante de la beca de la Fundación Amancio Ortega  se lo veía venir ya que comenzaban a ocurrir cosas atípicas. Sus compañeros de instituto dejaron de acudir a clase por voluntad propia, los vecinos empezaron a quedarse en sus casas y salían a la calle solo a lo imprescindible. Fue entonces cuando se imaginó que la aventura canadiense llegaba a su fin. «Me ha dado muchísima pena tener que dejar Canadá y el curso escolar a medias. Ahora llegaba la época buena, la de disfrutar en la calle porque se acercaban los meses más cálidos. Hasta ahora he permanecido mucho en casa porque el frío y el largo invierno te obliga a ello», añade la joven.

Hasta el 30 de junio. Valverde pensaba alargar su estancia en territorio canadiense hasta el 30 de junio. Sin embargo, la crisis sanitaria que actualmente se vive a nivel mundial ha generado que su regreso se adelantase tres meses. Confiesa que la vuelta a España no ha sido complicada ya que Red Leaf -la agencia que se encarga de los becados en Canadá- y la propia fundación, les informaron en todo momento de la situación existente y de las posibles medidas que tendrían que tomar. «No nos hemos tenido que preocupar de nada más que de despedirnos de familiares y amigos y de hacer las maletas», declara la briviescana.

La compañía se ha encargado de gestionar el retorno, incluyendo los billetes de avión y la vuelta en autobús de cada estudiante a sus respectivas localidades una vez aterrizados en Madrid. Pisó suelo español el 27 de marzo y recuerda impactada las sensaciones que se apoderaron de ella. «Nos repartieron mascarillas en el aeropuerto y una vez que nos hicimos con el equipaje facturado nos mandaron ponernos en fila contra una pared esperando a que nos dividieran para montar en los buses. Había muchísimos ya que solo se podía llenar un tercio de la capacidad total», afirma.

Desde que cogió el vuelo en Canadá deseaba llegar a su hogar en la capital burebana, con los suyos. Cuando lo hizo sintió una gran relajación. «Es ahora cuando vivo realmente confinada», explica. Pese a que la entristece que su viaje haya llegado a su fin es consciente de que donde mejor se encuentra es en su casa. «La experiencia ha resultado muy enriquecedora gracias a a familia con la que he compartido todo y que ahora forma parte de mí. Les estoy muy agradecida al igual que a todos los amigos que he hecho de distintos rincones del planeta», apunta.

La joven no olvidará nunca tal episodio y se preparará para estudiar en Madrid en un futuro no tan lejano.