La limpieza del lodazal deja a la vista los daños en Melgar

F.T.
-

Los vestuarios de las piscinas y del campo de fútbol, que sigue inundado, así como el polideportivo cubierto, han sido los más afectados y los operarios municipales siguen afanados en retirar agua y lodo

Una semana después el campo de fútbol de Melgar y otras instalaciones deportivas siguen cubiertas por el lodo y agua. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Una semana después de las inundaciones sufridas por el desbordamiento del río Pisuerga, Melgar de Fernamental tratar de recuperar la normalidad y los empleados municipales siguen afanados en retirar el lodo y el agua que todavía se acumula en las instalaciones deportivas municipales, las más afectadas junto al instituto de enseñanza secundaria, donde los daños no parecen tan importantes como se temía en un principio y todo hace pensar que, tras las limpieza, las clases se podrán retomar con normalidad a partir del siete de enero.
A medida que va desapareciendo el lodazal, apunta el alcalde,José Antonio del Olmo, los daños se hacen visibles y sigue subiendo la cuantía de los mismo, aunque el regidor todavía no se atreve a aventurar una cifra a la espera de que los peritos de las compañías aseguradoras realicen una valoración. «Ahora mismo los daños son incalculables en las instalaciones deportivas y a medida que vayan pasando los días se van a incrementar porque los efectos del agua tardarán unos días en apreciarse en algunos materiales», apunta DelOlmo, quien agradece el esfuerzo que están realizando los operarios municipales para retirar todo el material que ha quedado inutilizable y que las instalaciones se pueden utilizar en un plazo corto de tiempo.
A simple vista, apunta el alcalde, «tenemos una caldera estropeada, daños importantes en los vestuarios de las piscinas y del campo de fútbol, ya que el suelo de estos últimos se ha corrido y tendremos que cambiarlo entero, además los calentadores y las cámaras y frigorífico del bar también están para tirar y lo mismo ocurre con buena parte del material de material deportivo», asegura Del Olmo, quien espera que las administraciones contribuyan para sufragar los gastos de los que no se hagan cargo los seguros contratados.

[más información en la edicón impresa]