Diputación inyecta liquidez a autónomos y empresas rurales

DB
-

El presidente de Sodebur, Lorenzo Rodríguez, anuncia que se paralizan las cuotas de amortización e intereses de la línea de microcréditos de la Sociedad hasta final de año y se aprueba la justificación anticipada de sus ayudas a la contratación

Diputación inyecta liquídez a autónomos y empresas rurales - Foto: Alberto Rodrigo

La excepcionalidad de la situación provocada por la crisis sanitaria del COVID-19, que ha provocado la paralización de la actividad económica de muchos sectores productivos impulsa a la Diputación de Burgos, a través de Sodebur aponer sobre la mesa una serie de medidas para  facilitar la liquidez de los autónomos, empresas y emprendedores del medio rural de la provincia que se benefician de sus programas de ayuda económica.

Para facilitar esta liquidez se han tomado dos medidas urgentes de aplicación inmediata, por una parte, se suspende el cobro de las cuotas por amortizaciones e intereses a los beneficiarios de la Línea de préstamos para emprendedores y empresarios del medio rural de la provincia de Sodebur, durante el resto del año 2020. Se les concede así a los beneficiarios de esta línea de financiación que lo necesiten, un aplazamiento del pago de sus cuotas e intereses desde la fecha de esta resolución hasta el 31 de diciembre del 2020. Aquellos beneficiarios que deseen la aplicación de esta medida, de la que serán debidamente informados, deberán devolver cumplimentado el formulario que se les enviará al efecto.

Igualmente, se va a permitir la justificación parcial y anticipada de parte de las ayudas a la contratación concedidas en la convocatoria 2019 de Sodebur, aunque no se haya alcanzado el requisito mínimo de 12 meses de mantenimiento de la persona contratada. Los beneficiarios que lo deseen personas físicas, autónomos o empresas, con objeto de poder dotar de liquidez a sus negocios, podrán presentar en cualquier momento la documentación correspondiente a la justificación de la contratación realizada, independientemente de la duración de la misma. Una vez revisada y aprobada dicha justificación, lo que se llevará a cabo de la manera más rápida posible, se procederá al abono de la parte proporcional de la ayuda concedida correspondiente al tiempo que ha durado la contratación del trabajador. El resto del importe concedido a cada beneficiario en la resolución definitiva de la convocatoria quedará reservado para que el beneficiario lo pueda justificar hasta el final del ejercicio 2020.

Estas dos medidas de urgencia se desarrollan en los actuales programas de ayuda en curso de la Sociedad  para el Desarrollo de la provincia. Asimismo  está revisando completamente la planificación anual, programas, proyectos e incentivos económicos para ajustarlos al nuevo marco en el que estamos inmersos de modo que se pueda facilitar la actividad económica del medio rural de la provincia.