Remite la lluvia, pero el viento mantiene la alerta

G.G.U.
-

Villadiego registró rachas de 114 kilómetros por hora y hoy se prevén de hasta 45 km/hora. Lo peor de las riadas se concentró en Melgar, donde mañana esperan empezar a cuantificar daños. En carreteras, la CL-629 estuvo cortada casi todo el día

Remite lluvia, pero el viento mantiene a la alerta - Foto: Alberto Rodrigo

Burgos empezaba a recuperarse ayer de los múltiples estragos provocados el viernes por la borrasca ‘Elsa’, cuando entró otra denominada ‘Fabien’, con toda su fuerza: las estaciones que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) tiene en Villadiego y en el aeropuerto de Burgos registraron a las 16.30 horas rachas de viento de 114 y 110 kilómetros por hora, dos de las máximas de toda la región. Las fuertes ráfagas provocaron más de 180 incidentes tanto en la capital como en la provincia, donde está previsto que hoy se mantenga la alerta por velocidades de hasta 45 kilómetros por hora, según información oficial. La Junta, de hecho, mantiene activado el nivel 1 del Plan de Protección Civil de Castilla y León ante el riesgo de inundaciones, por las crecidas de los ríos Arlanza, Arlanzón, Odra, Pisuerga, Ebro y Rudrón, entre otros.
Así lo señaló el delegado territorial de la Junta, Roberto Saiz, en Melgar;localidad que recorrió durante buena parte de la mañana porque concentró lo peor de las riadas: el instituto, la potabilizadora y todo el complejo deportivo del entorno parecían islotes de un gran lago. Desde el final de la calle que conduce al centro educativo Odra-Pisuerga, solo era posible ubicar los campos de fútbol y balonmano por las porterías, de las que se veía un tercio de la estructura. De la fuente, solo se vislumbraba la parte superior del caño; todo lo demás estaba bajo las aguas del Pisuerga, completamente desbocado. Y hasta allí, el final de la calle Costanilla de la Azafata, no paraban de acercarse vecinos, que coincidían al afirmar que la construcción de un dique junto al río no hacía sino complicar las cosas. «Tenían que haber hecho una esclusa para desaguar porque, así, el agua no tiene salida», afirmaban.
Saiz explicó que confían en que el caudal baje lo suficiente como para poder entrar hoy al instituto y cuantificar los daños. «Hoy no hemos podido entrar, pero el lunes queremos empezar a adecuarlo para la actividad docente», dijo el delegado. Durante toda la visita estuvo estuvo acompañado por el alcalde, José Antonio del Olmo, quien también manifestó preocupación por los daños en la instalación deportiva que utilizan los alumnos y por la potabilizadora, también anegada. «La instalación no es competencia de la Junta, pero como de alguna manera está vinculada al instituto, vamos a revisarla cuando se retire el agua. Y otro tanto habrá que hacer en la potabilizadora», admitió Saiz.
Para ese momento se habían registrado 48 incidentes por avenidas y más de 80 por los vientos Una cifra que al final del día se había incrementado hasta las 180, según fuentes del 112. «Para mañana [por hoy] tenemos un nuevo aviso por vientos de hasta 90 kilómetros hora», recordó Saiz, pidiendo que se extremara la precaución.
Otro tanto hizo el subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, que recorrió diversas  localidades de la mitad norte de la provincia para estar al tanto de cual era la situación y las necesidades de los vecinos. 
carreteras abiertas. Saiz fue especialmente contundente al pedirle a la población que revise los mapas de carreteras antes de salir con el coche y que, «por favor, respeten las indicaciones y los cortes de carreteras, en caso de que los haya, para evitar situaciones de riesgo innecesarias». Unas palabras con las que aludía a algunos momentos de tensión vividos a primera hora de ayer en la carretera autonómica CL- 629, que fue la única de la red provincial que estuvo cortada hasta las 19.00 horas en ambos sentidos, a la altura de Sotopalacios. A última hora de la tarde se abrió un carril y se consideró «transitable», aunque se pidió mucha precaución a los conductores. (Más información en edición impresa)