El colegio Jesús María invierte 220.000 euros en reformar 7 aulas

B.G.R. / Burgos
-
La instalación de tabiques fijos y móviles posibilita redistribuir las estancias educativas. - Foto: Alberto Rodrigo

La remodelación del ala sur ha permitido ampliar espacios y mejorar la accesibilidad

El ala sur del colegio concertado Jesús María, ubicado en la calle doctor Fleming, ha sido objeto de una completa remodelación que ha afectado a siete aulas de Primaria, despachos, y espacios comunes. Con una inversión de 220.000 euros, la reforma permite ampliar las instalaciones y diversificar el uso de las clases, así como mejorar la accesibilidad y la eficiencia energética del centro.
Los trabajos comenzaron en octubre y se han prolongado hasta el mes pasado. De hecho, esta misma semana se está produciendo el traslado de los alumnos de cuarto, quinto y sexto de Primaria a las remozadas aulas -que han pasado de seis a siete-, después de que fueran redistribuidos en otras clases durante este tiempo, según explica la directora del centro educativo, Olga Presencio.
La actuación ha afectado a parte de la planta baja del inmueble, la más cercana a la calle Burgense y que da al patio. «Es una de las zonas que más reforma necesitaba», subraya Presencio en referencia a los trabajos de adecuación de otros espacios del centro realizados en los últimos años. En esta ocasión, la reforma ha incluido la demolición de las antiguas aulas para levantar unas nuevas con tabiques fijos y móviles que permiten su desdoblamiento.
De igual forma, se ha saneado y renovado el suelo mediante una estructura con forjado sanitario para evitar humedades, tal y como explica Nueve Restaura, empresa encargada de la obra, que también precisa que las obras «no han afectado al ritmo habitual del curso».
La renovación de toda la instalación eléctrica mediante iluminación con tecnología LED de bajo consumo, mejorando así la eficiencia energética del colegio, y la construcción de nuevos aseos  adaptados a personas con discapacidad han completado los trabajos realizados. Todo ello ha supuesto un desembolso de 220.000 euros, a los que se suman otros 10.000 para la compra del mobiliario y de equipos informáticos.
El proyecto ha sido financiado por la congregación religiosa que gestiona el centro educativo. En este punto, la directora subraya que hace dos años se arreglaron las aulas de Infantil, zona en la que también se construyó una marquesina de entrada. Además, agrega que el pasado verano se renovó parte del patio.
Jesús María cuenta con 640 alumnos repartidos en 8 unidades de Infantil, 12 de Primaria, 8 de Secundaria y una de segundo de Bachillerato, después de que el año pasado se anunciara la supresión del primer curso de este ciclo no obligatorio por falta de demanda.