El clamor popular fuerza a los diputados a ceder las dietas

Agencias
-

La Mesa estudiará el próximo martes la fórmula para transferir los pluses a la lucha contra el COVID-19 mientras los principales grupos apuestan por aportaciones individuales y colectivas

El clamor popular fuerza a los diputados a ceder las dietas - Foto: Mariscal

Como un reguero de pólvora. Así se extendió el clamor popular en las redes sociales para que los diputados que viven fuera de Madrid y están confinados en sus hogares cedan en el Congreso sus dietas de vivienda -también llamadas de desplazamiento- para la Sanidad pública. La propuesta fue de la CUP, pero eso es lo de menos. Así, la Mesa, donde el PSOE y Unidas Podemos tienen mayoría, estudiará el próximo martes la propuesta de donar la indemnización que cobran sus señorías para compensar los gastos de ejercer su actividad parlamentaria en la capital de España, dado que la Cámara ha entrado en una fase de hibernación tras decretarse el estado de alarma por el coronavirus. Se trata de una cantidad que supera los 635.265 euros mensuales, el millón si se suman los pluses del Senado.
Conviene recordar que todos ellos reciben una asignación de 2.981,86 euros, a lo que se suman complementos según la tarea que desempeñan (portavocías o puestos de mesa), pero también tienen derecho a «las ayudas, franquicias e indemnizaciones por gastos que sean indispensables para el cumplimiento de su función».
Ahí se incluye una indemnización mensual para «afrontar los gastos que les origine la actividad de la Cámara», que no tributa a Hacienda, que se paga incluso en meses de vacaciones y que cobran hasta los miembros del Gobierno con escaño. Se trata de 917,03 euros para los electos por Madrid y de 1.921,20 euros para los demás.
Ese plus es el que más se ha puesto en cuestión habida cuenta de que, durante el estado de alarma, las Cámaras no están funcionando normalmente y se ha generalizado el uso de los medios telemáticos. Un grupo de partidos apuesta por donar ese dinero a la Sanidad pública, pero no es la única alternativa que se ha planteado, ya que también se habla de aportaciones a título individual, de crear un fondo o de donar la subvención que reciben los grupos.
La CUPtomó la iniciativa en la transferencia de esas dietas el pasado jueves, siendo secundada por EHBildu y Compromís. 
Haya o no donación general de la indemnización, el diputado socialista Odón Elorza ya decidió unilateralmente renunciar a cobrarla.
Frente la cesión institucional, los principales grupos apostaron por que sean sus diputados y senadores los que hagan aportaciones a título individual o colectivo. Vox anunció que donará íntegramente la subvención de su grupo de marzo y abril.
En medio de este abanico de propuestas, Batet sugerirá destinar a la lucha contra la pandemia el dinero que se ha ahorrado la institución como consecuencia del parón.