scorecardresearch

Exigen semáforos en el barrio medinés Puente de Villanueva

I.P.
-

Habitado desde junio a septiembre por unos 250 veraneantes, estos denuncian la inseguridad vial del tramo, donde se han producido 2 accidentes en el último mes, y piden al alcalde que medie ante la Junta

Miembros de la Asociación Veraneantes de Medina atraviesan con sus pancartas la calle Mayor en su marcha de protesta hasta el Ayuntamiento. - Foto: Patricia

Los dos accidentes de este verano, el más grave hace tres semanas del que aún se recupera la persona atropellada por un turismo en uno de los dos pasos de cebra de la carretera CL-628 en el barrio de Puente de Villanueva, a la entrada a Medina, han soliviantado los ánimos de los vecinos de esta zona, la mayoría de ellos veraneantes.

Ayer cogieron sus pancartas y recorrieron andando la distancia que separa la urbanización de la Plaza del Ayuntamiento para exigir soluciones a los problemas de seguridad vial que supone esa carretera que divide en dos el barrio.

Buscaban la mediación del alcalde para llevar sus reivindicaciones a la Junta de Castilla y León y, en ese sentido, mostraron su satisfacción porque consiguieron que, tras leer un comunicado, les recibiera el regidor, Isaac Angulo, quien pondrá en conocimiento de los responsables autonómicos las peticiones para que las estudien y valoren de qué manera se puede intervenir en la vía para evitar más accidentes. 

La carretera autonómica se caracteriza por una larga recta en ese tramo de entrada al barrio del Puente de Villanueva por la que los vehículos circulan a gran velocidad, y si bien hay un paso subterráneo y dos pasos de cebra, los vecinos entienden que no están situados en el lugar que deberían, es decir, en la zona central del barrio, junto a la panadería y la farmacia, los dos servicios esenciales a los que más acuden los vecinos.

Su ubicación está alejada unos 8 y 15 metros aproximadamente del centro de la urbanización, lo que obliga a los vecinos, cada vez más mayores y con problemas de movilidad, a tener que desplazarse hasta ellos. Pero además, denuncian que muchos vehículos superan los límites de velocidad establecidos en el tramo y no respetan los pasos de peatones. Así, exigen a la Junta que desplace los pasos de cebra unos metros hasta el centro del barrio y que instale semáforos normales, obligando a los vehículos a parar y reducir a 50 kilómetros/hora la velocidad.

No es la primera vez que demanda a la Administración regional soluciones, explica la presidenta de la Asociación Veraneantes de Medina de Pomar, Concepción García, que añade que el peligro es cada vez mayor y los accidentes más frecuentes (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este jueves o aquí)