Maroto defiende la legalidad de su empadronamiento

SPC
-

El portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, ha asegurado hoy en Cantalejo (Segovia) que el certificado de empadronamiento en Sotosalbos (Segovia), requisito para poder ser designado senador autonómico "es un documento conforme a la ley"

Javier Maroto. - Foto: Ical

El portavoz del Grupo Popular en el Senado y senador por Castilla y León, Javier Maroto, reiteró hoy que su empadronamiento en la localidad segoviana de Sotosalbos es legal y que el certificado le “ha visto todo el mundo”, incluido el PSOE, por lo que afirmó que está “cansado de explicar” que cumple con la ley.

El senador asistió a la comida del PP de Segovia, celebrada en Cantalejo, donde se volvió a defender de las criticas y de las informaciones publicadas hoy en relación a su empadronamiento en ese municipio para ser senador por la Comunidad a propuesta del PP en las Cortes de Castilla y León.

Precisamente, contó con el apoyo del presidente del PPCyL, Alfonso Fernández Mañueco, quien le consideró su amigo, y aseguró que está “orgulloso y legitimado” para defender los intereses de la Comunidad en el Senado y de España. “Es una cortina de humo”, valoró la polémica en relación a su empadronamiento.

Maroto, en declaraciones a los medios, enmarcó la denuncia de SOS Racismo ante la Fiscalía por su empadronamiento en Sotosalvos a su “enfado” porque en su etapa como alcalde de Vitoria dieron de baja del padrón a 2.000 personas en situación irregular que estaban empadronados en un local de ese colectivo en el casco viejo de la ciudad, que se inundó y cuando fue la policía allí no había esas personas viviendo y se inició un trámite de baja de oficio porque ninguna de ellas acreditó que residían en esa lonja.

“SOS Racismo está muy enfadado por ello porque quedó en evidencia e hizo el ridículo y supongo que es la razón por la que llevan este tema a la Fiscalía, pero lógicamente ni el asunto tiene nada que ver ni me intranquiliza por completo”.

El senador defendió, después de que se haya publicado que se ha empadronado en la casa de un directivo de una empresa y un mes después de las elecciones del 26 de mayo, que el certificado “lo ha visto hasta el concejal del PSOE” y añadió que está “cansado de explicar” que cumple con la ley de empadronamiento. “Es un documento que le ha visto todo el mundo y le acabara viendo hasta SOS Racismo”, sentenció.