CyL dispara su déficit y se desvía del límite de Hacienda

David Alonso
-

La Comunidad gastó entre enero y mayo 254 millones más de lo que ingresó, 30 más que el año pasado, y se aleja del límite del 0,3% marcado por Hacienda

CyL dispara su déficit y se desvía del límite de Hacienda

La Junta de Castilla y León vuelve a adentrarse en el peligroso sendero del incumplimiento del objetivo de déficit marcado por el Ministerio de Hacienda, un camino que ya recorrió en 2014, 2015 y 2017. En los cinco primeros meses del año el desfase entre ingresos y gastos del Ejecutivo autonómico supera ya los 250 millones de euros -30 más que el año pasado en estas fechas-, el 0,42 por ciento de suPIB, superando por primera vez este 2019 el límite del 0,3 por ciento marcado por el Gobierno. Una cifra superior a la media de las comunidades autónomas, que entre enero y mayo registraron unas necesidades de financiación de 4.321 millones, el 0,34 por ciento del PIB. En concreto, Castilla y León se sitúa como la séptima con peores cifras de déficit, según los datos publicados ayer por elMinisterio de Hacienda.
El mes de mayo ha sido especialmente duro para las arcas de la Comunidad, con un repunte del déficit superior a los 100 millones de euros, casi un 60 por ciento más que los 144 millones que tenía la región en el debe al cierre de abril. En concreto, la Junta ha dedicado la mayor parte de los 3.614 millones de euros gastados hasta la fecha a pagar las nóminas de sus trabajadores.Una partida que se ha llevado más de 1.700 millones, y que aumenta a un ritmo cercano a los 400 millones mensuales. El gasto en consumos intermedios y producción adquirida en el mercado acaparan otros 1.250 millones de euros de la hucha autonómica.
Una hucha que, hasta la fecha, sigue sin encontrar la estabilidad entre lo que sale y lo que entra de ella.Así, entre enero y mayo Castilla yLeón ha acreditado unos ingresos por valor de 3.360 millones, la mayor parte, casi 2.000, recibidos desde el Estado. Los distintos impuestos han aportado a la Comunidad otros 1.000 millones que, a la luz de los datos, siguen siendo insuficientes para poder hacer frente a los gastos que tiene que afrontar la Junta. 
Además, el déficit autonómico podría agravarse con el paso de los meses toda vez que el vicepresidente y portavoz de la Junta,FranciscoIgea, reconoció la semana pasada que la Consejería de Sanidad prevé una desviación de 808 millones en el gasto este año, ante lo que anunció que buscarán con Hacienda una solución al respecto.
Desde el Ministerio recuerdan que, al igual que los meses anteriores, la comparativa del dato de déficit no es homogénea. Se debe tener en cuenta que la subida de la remuneración de asalariados y de las pensiones de este ejercicio no tienen su equivalencia en los primeros meses de 2018. El año pasado, los incrementos de ambas partidas se contabilizaron tras la aprobación de los Presupuestos en julio, por lo que, en los próximos meses, esta tendencia se irá «suavizando».