Residencias en el punto de mira

Agencias-SPC
-

Sanidad insiste en poner el foco en los geriátricos y adelanta que habrá un cambio en su modelo de gestión cuando acabe la pandemia

Residencias, en el punto de mira - Foto: Ismael Herrero

Se van a tener que sacar «muchas lecciones» de la pandemia de coronavirus. Así lo manifestó ayer el ministro de Sanidad, Salvador Ila, quien consideró que «una de ellas, probablemente, sea la revisión de cómo está funcionando todo el sector» de las residencias de mayores, la población más afectada por el COVID-19 y un ámbito donde, además, existe una gran polémica por la escasez -o la falta de veracidad- de datos que existen sobre contagiados o fallecidos en su interior.
El dirigente político se refirió así al ser preguntado sobre si el Gobierno se plantea, en el marco de la reconstrucción tras la pandemia, revisar el modelo de residencias de mayores, a la vista de que se han convertido en la zona cero de la enfermedad y, sobre todo, por la incapacidad que han demostrado sus gestores -muchos de ellos privados- para garantizar la seguridad de sus usuarios. Si bien señaló que no quería anticiparse a los acontecimiento, Illa subrayó que los esfuerzos se concentran ahora en «combatir el virus» y, por eso, reiteró que «cuando esto acabe» se sacarán «las conclusiones» pertinentes.
«Vamos a hacerlo con calma, contando con todo el mundo y ver qué lecciones sacar para prestar mejores servicios», insistió el socialista, quien lamentó que estos recintos son uno de los principales focos de contagio. «Por eso estamos poniendo todo el acento desde hace ya muchas semanas para monitorizar estos centros», indicó. «Y luego, otros lugares con circulación de personas si no se toman las medidas adecuadas», añadió.
En cuanto al número de fallecidos en esos centros de mayores, recordó que el Ejecutivo ha pedido información a las comunidades autónomas para que aporten los datos precisos y que, cuando se remitan esas cifras y se analicen, se harán públicas. No obstante, indicó que el recuento de fallecimientos es «muy estricto», de tal forma que toda persona diagnosticada por coronavirus que muere se computa como víctima mortal por COVID-19.
Ante esta situación de incertumbre, familiares de usuarios de este tipo de residencias pidieron que lleguen a todos los geriátricos los test para detectar la enfermedad y que se extiendan a todos los ancianos y trabajadores, y no solo a los que presentan síntomas. En una petición en Change.org, un colectivo recordó que el coronavirus afecta «de manera desproporcionada» a muchos mayores porque tienen patologías previas y necesitan asistencia permanente para realizar sus tareas cotidianas (comida, baño).
«Hay que proteger a las personas más vulnerables. Además, si no se toman medidas específicas hacia este colectivo, él solo puede provocar el colapso del sistema hospitalario nacional», señalan.
Por tanto, este colectivo de familiares señalan que si aseguran las residencias, se protege a miles de personas, y para ello la detección precoz de los casos para su posterior manejo de manera coordinada y adecuada es «fundamental». «Para cuando un contagio se manifiesta en una residencia, toda la residencia ha sido ya expuesta al patógeno. Hagamos la prueba de Covid-19 a toda la población de las residencias ya», solicitan.
miedo de los sanitarios. Esas pruebas están llegando muy poco a poco a las residencias, y desde Madrid denuncian que los tienen que hacer sanitarios que, en «muchas ocasiones» se niegan por mido al contagio.
Según explicó la presidenta de la Asociación Madrileña de Atención a la Dependencia, Pilar Ramos, otro de los problemas«es que tienes que tener sintomatología de siete días para que sea fiable, con lo cual estamos igual porque hay residentes que pueden tener síntomas, con los que no hay problema, pero hay mucha gente que puede ser positiva sin tenerlos».
La prueba, añadió, debería servir para los asintomáticos con el fin de que, si dan positivo, que no contaminen a nadie más, porque además en una residencia «no podemos mantener eternamente en una habitación individual a una persona mayor».