Objetivo Gran Canaria

C.P.
-
Objetivo Gran Canaria - Foto: Luis López Araico

Lima no irá con Brasil y se quedará en Burgos para seguir con el proceso de recuperación de su hernia discal

Solo falta Augusto Lima para que el San Pablo recupere totalmente la normalidad. El hispanobrasileño ha dado pasos de gigante en la recuperación de su dolencia en la espalda y ya jugó algún minuto contra el Gipuzkoa Basket, pero todavía siente molestias y prefiere ser cauto. Aunque podría tener algunos minutos este sábado en Tenerife, el objetivo es regresar en perfectas condiciones para el encuentro del 3 de marzo contra el Gran Canaria. Hoy hada dado el susto en el entrenamiento y tuvo que parar durante unos minutos aquejado de la espalda, pero se recuperó sin problemas y continuó con la dinámica del grupo.
«Es una lesión un tanto complicada y por eso no voy con la selección a la Ventana FIBA. Me voy a quedar trabajando en Burgos para volver al 100% después del parón», afirmó ayer el pívot. «El médico me ha dicho que tengo que ir poco a poco para evitar una recaída. Lo positivo es que no se trata de nada grave», añadió.
Lima arrastra una hernia de disco en la zona lumbar que le tuvo cerca de dos meses parado en  2011, pero no volvió a tener problemas hasta el pasado 22 de enero. «Fui a coger un rebote en un entrenamiento y luego no podía correr. Me quedé bloqueado con un pinchazo en la espalda», recordó.
Desde entonces, el cuerpo médico le ha sometido a multitud de pruebas para descartar cualquier tipo de lesión grave y, finalmente, se ha llegado a la conclusión de que se trata de una irritación en la zona de la hernia discal. Nada que no se pueda solucionar con un trabajo conservador. «Al principio sentía mucho dolor porque la zona estaba irritada, pero hemos trabajado con él en el gimnasio y la piscina para reforzar la musculatura y los avances han sido muy positivos. La idea es no forzarle mucho y que pueda regresar tras el parón de la Copa y las Ventanas FIBAcon ciertas garantías», explicó Sergio Rodríguez, fisioterapeuta el club.  
Con el paso de los días, Lima irá aumentando la carga de trabajo. De hecho, ayer ya  se ejercitó con aparente normalidad con el resto el grupo. «Las sensaciones son buenas. A mí me gustaría estar ya y jugar al tope contra el Tenerife, pero sé que es mejor llegar bien al tramo decisivo de la temporada», reconoció el brasileño, consciente de que no se puede precipitar.
 

SUTTON PROMETE. Por otro lado, Lima alabó la llegada de  Dominique Sutton al San Pablo y el impacto que tuvo en la última victoria: «Es un jugador con un físico tremendo y muy intenso. Nos va a ayudar mucho». Además, confió en que se vayan encajando todas las piezas después de un mes de enero con muchos cambios. «Este equipo ya va teniendo otra cara», concluyó.