Las Cámaras tratan de evitar la subasta de la sede abulense

SPC
-

El Ayuntamiento de la capital rechaza el ofrecimiento para adquirir el edificio cameral y saldar de esta forma la deuda de 570.000 euros que tiene la entidad

Imagen de la fachada principal de la sede de la Cámara de Comercio de Ávila - Foto: Isabel García

El Consejo Regional de Cámaras de Comercio de Castilla y León está intentando evitar la subasta de la sede de la institución cameral de Ávila anunciada por parte de la Seguridad Social, para lo que ofreció la venta de su sede, ubicada en el número seis de la calle Eduardo Marquina, tanto al Ayuntamiento, que rechazó esta posibilidad, como a la Diputación, con quien se reunirá en breve, con el fin de afrontar la deuda de 580.590 euros que arrastra. De este pasivo, 408.111 corresponden al pago de salarios pendientes y extinción de contratos de los trabajadores mediante sentencia judicial, mientras que 172.489 euros corresponden a proveedores entre los que se encuentra la Seguridad Social, la Agencia Tributaria, el Consejo de Cámaras, el Ayuntamiento de Ávila (impuesto IBI) y otros proveedores particulares.
La solicitud de financiación privada, pese a tener un plan de viabilidad, no resultó favorable, por lo que el Consejo recibió la notificación de la subasta del edificio propiedad de la Cámara por parte de la Seguridad Social. En este sentido, advirtieron que «la Seguridad Social tasó el edificio en algo más de 1,5 millones, mientras que la sociedad de tasación homologada TINSA lo valoró por encima de los dos millones. No obstante, el inmueble podría llegar a ser adjudicado en la subasta hasta por un 25% de su valor de tasación, es decir, 377.895 euros, una cifra que no abarcaría la totalidad de la deuda».
Ante esta situación, y con el fin de que el patrimonio con el que cuenta la Cámara «quede en manos de los abulenses a través de sus instituciones, ya que ese activo patrimonial que corresponde a la demarcación de la Cámara y, por lo tanto, a las más de nueve mil empresas censadas en la misma y evitar así una venta infravalorada o un uso inadecuado de las instalaciones», el consejo mantuvo reuniones con el Ayuntamiento de la capital abulense, que rechazó el ofrecimiento, y hará lo propio en breve con la Diputación para intentar llegar a un acuerdo para su venta, según informa Ical.


Las más vistas