Disparan a un hombre que paseaba con su perro en Briviesca

S.F.L.
-

Afortunadamente, el balín -que según el ciudadano procedía de una vivienda ubicada en la calle El Ferial- impactó contra un árbol y no le llegó a rozar. Una vecina salió a la ventana al escuchar la descarga

El ciudadano se dirigía a una zona ajardinada con su perro cuando se produjo el disparo. - Foto: DB

Un vecino de Briviesca se encontraba de paseo con uno de sus perros cuando escuchó un disparo de carabina. En cuestión de décimas de segundo el balín proyectado por el arma -que el hombre identificó por el sonido que provocó el impacto- no le alcanzó pero chocó contra un árbol próximo a él. La descarga provocó que varias ramas quedasen descascarilladas y que el ciudadano se llevase un buen sobresalto.
Los hechos ocurrieron durante la tarde del lunes mientras Juan Manuel Lara, la víctima del ataque, se dirigía con su can a una zona ajardinada de la calle El Ferial, próxima a su domicilio, para que el animal depositara sus excrementos. Fue entonces cuando el hombre reconoció el sonido. «He disparado en unas cuantas ocasiones carabinas y reconozco perfectamente el ruido que genera la descarga», manifiesta.
La suerte estuvo de su parte y no ha tenido que lamentar ningún daño. «Yo me asusté mucho; el perro ni se enteró», afirma. Según fue consciente de que había sido disparado desde un domicilio cercano al lugar donde se encontraba se dispuso a investigar la procedencia, pero fue en vano. El o los sujetos que llevaron a cabo un acto tan perverso y peligroso se aseguraron de que nadie les viese cuando se dispusieron a acometer tal ilegalidad. Tras regresar a casa, Lara volvió a rastrear la zona sin éxito. «Lo único que tengo claro es que la proyección se realizó desde un piso cercano. Desconozco quién ha podido atentar contra mi persona o contra mi perro, no se para quien iba dirigido el balín pero desde luego es un acto que no puede volver a repetirse», declara.
Las palomas muertas que Juan Manuel Lara se ha encontrado últimamente en la zona no las atribuye a una casualidad. «Creo que hay alguien que dedica su tiempo libre a asesinar pájaros y puede que ahora le dé por atentar contra los perros y las personas», apunta. Solo espera que el hecho de que salga un par de veces al día a sacar a sus animales no sea el móvil para llegar a actuar de esa manera.
Pese a que se trata de un delito, el damnificado no ha presentado denuncia ni en las dependencias de la Policía Local -que no se encontraba al tanto del asunto- ni tampoco en las de la Guardia Civil. Asimismo, la ciudadanía y los propios agentes municipales animan a que este tipo de actos sean denunciados para poder iniciar una investigación y evitar así que vuelvan a repetirse, pero por el momento no se dado el paso. Igualmente, las autoridades aconsejan que cuando ocurre este tipo de sucesos, se dé parte. «No son temas para tratar solo en las redes sociales», declaran fuentes de la Policía.