Murales artísticos para frenar las pintadas en Fuente Prior

C.M.
-

La Concejalía de Juventud convocó un concurso, que ha ganado AC Muralismo, para decorar los bajos del puente del bulevar, a la altura de la calle Juan Ramón Jiménez, así como las casetas de la playa artificial

El Ayuntamiento invertirá 15.000 euros para adecentar varios muros y localizaciones con el fin de evitar la proliferación de pintadas vandálicas. - Foto: Jesús J. Matías

El Ayuntamiento lleva años trabajando en la eliminación de las pintadas vandálicas que proliferan por toda la ciudad. Los operarios, fundamentalmente del Plan de Empleo Local, las limpian pero a los pocos días vuelven a aparecer. De ahí que se está apostando por la pintura mural como solución. Se ha hecho en una parte del nuevo puente que cruza la BU-11, a la altura del barrio del Crucero, y hay un proyecto para hacer una decoración similar en el entorno de Fuente Prior.
La Concejalía de Juventud ha sacado un concurso por un importe de 14.900 euros que ha ganado AC Muralismo, Cristian Fernández y Alfonso Gamarra, los mismos artistas urbanos que han realizado la intervención en el Crucero. Se presentaron tres propuestas. 
El objetivo es decorar los muros, estructuras y túneles a ambos lados del río Arlanzón bajo el puente del bulevar, a la altura de la calle Juan Ramón Jiménez que en la actualidad presentan un aspecto lamentable debido a que están llenos de pintadas, afeando un entorno por el que pasean a diario cientos de burgaleses. También se actuarán en las cinco casetas de la playa de Fuente Prior en las que en reiteradas ocasiones han actuado las brigadas de limpieza del Plan de Empleo Local pero que son un objetivo preferente de los vándalos. Finalmente, también se pintará el centro de transformación ubicado frente al cámping.
La temática de la intervención estará relacionada con la naturaleza vinculada al río Arlanzón (animales, plantas...) y deberá ser original y los materiales empleados deberán ser de la máxima calidad, garantizándose una durabilidad de al menos 5 años.
El concejal de Juventud, Josué Temiño, explica que con este tipo de iniciativas se cumplen dos objetivos. Por un lado, se contribuye a embellecer un entorno degradado por las pintadas y por otro dar oportunidades a jóvenes muralistas o grafiteros.
No se descarta que se puedan hacer intervenciones similares en otras zonas de la ciudad para que el muralismo se adueñe de los espacios urbanos en lugar de las pintadas. Las otras dos propuestas que se presentaron a este concurso podrían aprovecharse para ello.