La financiación y la despoblación, los retos de los alcaldes

SPC
-
La presidenta de las Cortes, Silvia Clemente (i), junto a los nueve regidores participantes en la mesa redonda celebrada ayer en las Cortes de Castilla y León - Foto: Ical

Unos 300 regidores participan en el Parlamento autonómico en una jornada de homenaje a los 2.248 ayuntamientos de la Comunidad y defienden su papel como «primer escalón de la democracia»

Los alcaldes de Castilla y León levantaron ayer su voz como «primera puerta de la democracia» para reclamar más fondos y medidas efectivas contra la despoblación. Una demanda que lanzaron en las Cortes durante el homenaje que el Parlamento autonómico rindió a los 2.248 ayuntamientos de la Comunidad en la jornada ‘El Municipalismo en el Estado de las Autonomías’ que reunió a más de 300 alcaldes en el marco de los actos del XXXV Aniversario del Estatuto de Autonomía. Estos «servidores directos» de los ciudadanos, como se definieron, exigieron que se legisle mejor teniendo en cuenta las necesidades del mundo rural, una mayor financiación para asumir servicios y competencias que en muchos casos son impropias y una batería de medidas efectivas contra la despoblación.
Al acto acudieron más de 300 alcaldes de la Comunidad, después de que se eligiera a 900 municipios entre los más poblados en cada provincia y luego otros 600 que estaban entre 250 y cero habitantes para que hubiera una muestra de los dos niveles de habitantes en la jornada de homenaje al municipalismo. Todos ellos analizaron las oportunidades y dificultades que encuentran y coincidieron en destacar la financiación autonómica y la despoblación como los «principales problemas» en el ejercicio de su actividad como responsables de sus ayuntamientos. Además, coincidieron en su defensa del mundo rural y en la descripción del municipalismo como «primer escalón de la democracia» pues los ayuntamientos son la institución «más cercana» a los vecinos, de quienes son «servidores directos».
Durante el acto se celebró una mesa redonda con  nueve regidores y la presidenta de las Cortes,Silvia Clemente, donde el primero en hablar, por la única capital de provincia, fue el de Ávila, José Luis Rivas, quien dijo que el primer paso a dar es que los ayuntamientos cuenten con financiación y competencias asumibles «por que ahora más que nunca son las administraciones más cercanas». La alcaldesa de Caleruega (Burgos), Lidia Arribas, apuntó que en los pueblos medianos se debe valorar más el trabajo de «servidores públicos», como ellos, «sin horario, ni calendario y cuando se necesita las 24 horas del día».
Por su parte, el regidor de Camponaraya (León), expuso que compartir la vida municipal parte de la «vocación y la cercanía» con los problemas de las zonas rurales. La primera edil de Cervera de Pisuerga (Palencia), María Francisca Peña, agregó que los vecinos lo que quieren «es contar con servicios sin saber de qué administración procede la financiación». Rosa María Esteban, regidora de Gomecello (Salamanca), se mostró como una defensora a ultranza del mundo rural: «Los pueblos pequeños son el alma de la democracia y necesitan voz».
El teniente de alcalde de Muñoveros (Segovia), Juan de Santos, apuró a  «buscar soluciones efectivas a la despoblación y dar un grito que se escuche». Por su parte, el alcalde del Burgo de Osma (Soria), Jesús Alonso, se mostró a favor de poder asumir competencias «sin que haya frustración si no llega el dinero». En el mismo sentido, el teniente de alcalde de Tordesillas (Valladolid), Cayo Martín, aseveró que hablar de municipalismo es «hablar de libertades y de competencias», y añadió que los pueblos son «el tejido social más cercano». Finalmente, la alcaldesa de Villaralbo (Zamora), Ana Belén González, consideró importante «juntarse a legislar pensando en grandes y pequeños municipios».

Servidores públicos.

La presidenta de las Cortes y de la Fundación Villalar, Silvia Clemente, quiso elogiar ayer a los alcaldes y concejales de la Comunidad, a los que felicitó por ser «servidores públicos por excelencia» y los verdaderos garantes del municipalismo al ejercer una «labor intrínseca y vocacional» en el disperso territorio de la Comunidad. «Los pueblos forman parte del paisaje y de nuestra fisonomía, ya que en conjunto la superficie es en un 98 por ciento rural», indicó.
Durante su intervención en la jornada ‘El Municipalismo en el Estado de las Autonomías’ aseguro que «el Estauto de Autonomía se ha podido llevar a cabo en gran medida por las competencias que hemos desarrollado en colaboración con los ayuntamientos, de carácter local, y de servicios públicos. La Autonomía se ha hecho realidad a partir de la colaboración de los municipios».