La precariedad merma la eficacia de las brigadas forestales

R.E.M.-F.T.
-
La precariedad merma la eficacia de las brigadas forestales - Foto: Patricia González

Hay centros de trabajo que no cumplen la normativa, no disponen de vehículos y a los 36 trabajadores contratados hace 14 días por la Diputación, según el PSOE, no se les ha realizado el reconocimiento médico

Las siete brigadas forestales desplegadas por la provincia e integradas por 36 trabajadores, que fueron contratados por la Diputación hace veinte días con cargo al Plan de Empleo Forestal de la Junta, siguen sin poder atender las solicitudes de trabajos preventivos que llegan a la institución provincial y que ya alcanzan, según indicaron fuentes del servicio de Medio Ambiente, casi el centenar. Entre los problemas que impiden desplegar sobre el terreno a estas cuadrillas destaca el hecho de que algunos de los locales cedidos por los ayuntamientos para que sean usados como bases de las mismas no reúnen las condiciones que exige la normativa para los centros de trabajo.
Algunos de los locales que han cedido los siete ayuntamientos en los que estarán ubicadas las brigadas (Briviesca, Canicosa, Espinosa, Pradoluengo, Villadiego, Roa yLerma), según los técnicos de la Diputación, no pueden utilizarse como centros de trabajo y por eso se ha enviado a esos municipios el informe de asesoramiento en materia de prevención de riesgo laborales emitido por la Junta a petición del  jefe del Servicio de Agricultura y Medio Ambiente de la Diputación. En ese informe se señala las condiciones mínimas que deben reunir esos locales, condiciones que varios de ellos en estos momentos no reúnen. Además de este problema, a los trabajadores todavía no se les ha realizado el reconocimiento médico preceptivo y la Diputación no ha contratado al coordinador de seguridad y salud, que tiene que realizar la evaluación de riegos.
A estas deficiencias, el PSOE sumó ayer otra  más como es la falta de vehículos para que se puedan desplazar las cuadrillas a realizar las labores encomendadas. Los diputados socialistas Antonio Miguel Araúzo y Carmen Miravalles mostraron su sorpresa porque aún no se hayan podido empezar a realizar las tareas para prevenir incendios en el interfaz urbano-forestal. Araúzo exigió que se resuelva cuanto antes esta situación ya que «se está dejando de hacer una tarea fundamental», aseguró, a la vez que reiteró que cuanto más se tarde en intervenir en los municipios, «la vegetación estará más seca y será más peligroso llevar a cabo las tareas con las desbrozadoras».
«Lo lógico es tener los medios a la vez que los trabajadores», manifestó Miravalles, quien calificó de incomprensible que las brigadas forestales lleven tres semanas «mirando». La ex alcaldesa de Roa, en su primera intervención como diputada, señaló que el equipo de gobierno provincial han sido «poco precavido y poco previsor», y alertó sobre la posibilidad de peder la subvención de la Junta si no se produce una actuación rápida para solucionar lo inconvenientes que impiden actuar a las brigadas.
importante labor. Miravalles recordó que se está pagando el sueldo a los trabajadores, contratados para seis meses a jornada completa, «pero la ayuda tiene que estar justificada y ser proporcional a los resultados», razón por la que considera que cuando las cuadrillas inicien el trabajo «deberán ser eficaces y completar todas las zonas en el tiempo que quede» hasta el final de contrato.
Tanto Miravalles como Araúzo destacaron la importancia de las actuaciones que llevan a cabo las brigada forestal, poniendo como ejemplo este último su municipio, Pradoluengo, «que está muy metido hacia el monte y si se produce un incendio se quema todo el pueblo», señaló, a la vez que recordó que los trabajos de las cuadrillas forestales no se limitan únicamente a la prevención de incendios en el interfaz urbano-forestal sino también a mejorar las sendas o la accesibilidad a las zonas de pesca fluvial, unas labores complementaria que son muy solicitadas por los ayuntamientos en esta época en la que ya tenían que esta operativas al cien por cien.