Un 2,2% de las empresas regionales alcanzan la excelencia

SPC
-

Un informe de Unicaja destaca que dos de cada tres firmas, más de 100.000, ya alcanzaron beneficios durante 2016

José Luis Berrendero, Jose Manuel Domínguez, José María De la Vega y José Antonio Muñoz (de i. a d.) en la presentación del informe 'La empresa de Castilla y León 2018. Análisis económico-financiero' realizado por Unicaja. - Foto: David Arranz (Ical)

Castilla y León cuenta con 1.980 empresas calificadas como «de excelencia», lo que supone poco más del 2,2 por ciento del total de entidades de la Comunidad, según un informe publicado por Unicaja Banco y elaborado por la sociedad de estudios de su grupo, Analistas Económicos de Andalucía. Además, también pone de manifiesto que más de 105.000 sociedades de la Comunidad, dos de cada tres,  ya obtuvieron beneficios durante el ejercicio 2016. Tal y como explicó el coordinador del trabajo, José Antonio Muñoz, antes de su presentación en el Casino de Salamanca, los responsables del estudio han diferenciado las empresas de excelencia en tres categorías: ‘líderes’, ‘gacelas’ y de ‘alta rentabilidad’, todas con beneficios como «requisito básico». Las ‘líderes’ son «aquellas que tienen una capacidad para generar recursos, beneficios fundamentalmente, por encima de los demás», casi 900 firmas; las ‘gacelas’, las que «tienen de crecimiento de las ventas superior al resto» y que duplican las ventas en los últimos cuatro ejercicios, otras 568 sociedades; y las de ‘alta rentabilidad’, «aquellas que tienen una mayor rentabilidad en promedio» y a las que se les pide que  cuenten con una rentabilidad superior al 25 por ciento en tres ejercicios, algo más de 500 empresas autonómicas.
Sobre las provincias con mayores cotas de empresas «de excelencia», apuntó que Valladolid aglutina por encima del 28% de estas empresas, y le siguen Burgos, en torno al 18,7%, y «también León y Salamanca», aunque «solo Valladolid y Salamanca» son las que tienen un peso en las empresas de excelencia superior al que le corresponde por tamaño de población.
«La impresión, por los datos que tenemos, es que la situación de las empresas de Castilla y León tiene un comportamiento muy positivo», concluyó Muñoz, para quien se lleva «varios años con crecimiento en las ventas y en la inversión», lo que le lleva a pronosticar que «el futuro a corto y medio plazo parece positivo». El informe, que lleva el título de ‘La empresa de Castilla y León 2018’ se basa en el análisis de las cuentas anuales presentadas por más de 33.000 empresas en los registros mercantiles de la Comunidad correspondientes al ejercicio 2016, «último del que se dispone información para la totalidad de las empresas que conforman la muestra», e incluye un avance de los resultados del año siguiente.
El informe presenta la síntesis de los principales resultados, una revisión del contexto económico y su evolución y un análisis de las sociedades por su comportamiento económico y financiero, además de un diccionario de términos para «facilitar la comprensión e interpretación del documento».