scorecardresearch

La rehabilitación reduce a 8 los expedientes de ruina

C.M..
-

En dos de los casos, ubicados en el pueblo antiguo de Gamonal, se ha procedido a su derribo y vallado mientras que en los de San Lorenzo 7, La Parra 8 o Alfonso VIII 13 se iniciará su reparación

La rehabilitación reduce a 8 los expedientes de ruina - Foto: Jesús J. Matías

El auge de la rehabilitación y la obligatoriedad de pasar la inspección técnica de construcciones o edificios (ITC-ITE) están propiciando la reducción de la apertura de nuevos expedientes de declaración de ruinas por parte del Ayuntamiento. Algunos de estos inmuebles están condenados a su derribo y otros deberán someterse a una rehabilitación para conseguir su conservación.

Según los datos facilitados por la Concejalía de Licencias, en 2018 se abrieron 15 expedientes de ruina (10 de ellos siguen en tramitación o se ha declarado la improcedencia de la declaración y en 5 se ha declaró la ruina) mientras que la cifra de 2019 bajó a 0 expedientes (6 siguen en tramitación o se ha declarado la improcedencia y 4 se ha declarado la ruina). Durante el año que acaba de terminar se han declarado 8, de las que 5 siguen en tramitación o se ha declarado la improcedencia y en 3 se ha declarado la ruina).

Por ejemplo, dos de los inmuebles están en el pueblo antiguo de Gamonal (calle Antigua 11 y 12) cuyos expedientes han culminado con el derribo de las edificaciones al no ser posible la rehabilitación y haberse derrumbado parte de ellos. Esta situación se están dando de manera reiterada en esta zona de la ciudad debido a la inacción de los dueños, muchos ellos herederos de los antiguos, y también por la falta de apoyo de la administración pública. El Ayuntamiento inició contactos con los cerca de 70 propietarios para hacer una promoción conjunta de un entorno cada vez más degradado pero por ahora no ha dado sus frutos.

En el caso del edificio de la calle La Parra, 8, los dueños han llevado a cabo labores de rehabilitación y ya se ha retirado los andamios, que han permanecido durante meses y se pueden ver los arreglos.

Siguen en tramitación los expedientes del edificio de viviendas la calle San Juan, 22, que lleva años abandonado y en venta. Los bomberos han tenido que acudir en numerosas ocasiones al desprenderse trozos de las fachadas. También el de la plaza de Alonso, 5 a la espera de que los propietarios procedan a su rehabilitación mientras mantiene un gran andamio.

En el caso de los inmuebles de la calle San Lorenzo, 7 y 9 los propietarios han solicitado licencia para la demolición del interior con el propósito de proceder a su rehabilitación. También se actuará en el de la calle Alfonso VIII, 13, tras lograr licencia para su conversión en apartamentos turísticos, y también se ha pedido para uno de los edificios de la calle Barrio Gimeno, 24.

Cuando la ITC detecta un edificio en ruina hay un procedimiento establecido. En primer lugar se requiere a los titulares para que lo arreglen. En el caso de que la situación de ruina sea inminente o que a los dueños no les interese el arreglo, al ser casas muy antiguas, se les obliga a que insten la declaración de ruina. Es decir, deben presentar un proyecto redactado por un arquitecto en el que se justifica la ruina. Esta puede ser inminente, es decir el inmueble corre riesgo de caerse, o económica, que es cuando el importe de la reparación integral es del 50% del valor del edificio (exceptuando el valor del suelo). Una vez que se empieza a tramitar la declaración de ruina, el expediente de inspección técnica de construcciones se para, se abre un procedimiento de ruina y se hace un seguimiento del mismo por parte de los técnicos municipales.

La tramitación de la ruina requiere mucho tiempo, especialmente si hay que hacer una valoración económica de lo que costaría arreglarlo. Si solo es demolición y no se va a construir de nuevo, los trámites van más rápidos al presentar la declaración y el proyecto de demolición en la misma semana, de modo que se aprueba el proyecto y se tira y se valla el solar.

ITE de 2021. El Ayuntamiento ha publicado ya el padrón de edificios cuyos propietarios deberán pasar la Inspección Técnica de Edificios o Construcciones antes de diciembre de 2021. Se trata de los inmuebles construidos entre 1970 y 1973 ambos inclusive, un total de 469. El padrón puede consultarse en el tablón de edictos del Ayuntamiento y la página web del Ayuntamiento (www.aytoburgos.es). Por ejemplo, hay inmuebles de la calle El Carmen, la avenida de Cantabria, Casa la Vega, avenida de la Constitución, Derechos Humanos, Francisco Salinas, Nuestra Señora de Belén, Reyes Católicos o San Cristóbal.