Burgos perdió 607 habitantes en 2018 y 'vuelve' a 2004

L.M.
-
Burgos perdió 607 habitantes en 2018 y 'vuelve' a 2004

La provincia encadena una década con la cifra de población en caída libre y contabiliza 355.473 personas en 2019, la peor marca desde hace 15 años, cuando vivían 354.228 vecinos

La gráfica del número de personas que viven en la provincia durante los últimos años es como una montaña, y a 1 de enero de 2019 la referencia se encuentra en plena caída libre, lo que significa que los vecinos van menguando cada día más, pese a que en ciertos apartados como las migraciones, tanto exteriores como interiores, se están registrando mejoras. ElInstituto Nacional de Estadística (INE) dio a conocer ayer las cifras de población al inicio del presente año, y aunque la caída de vecinos ha sido menos de la mitad que entre 2017 y 2018, cuando se perdieron 1.536 burgaleses, el balance sigue siendo negativo. Concretamente, comparando el padrón a 1 de enero de 2018 y a 1 de enero de 2019, la provincia ha pasado de 356.080 a 355.473 personas, 607 menos, a razón casi de 1,6 por día.
La cifra, que desde el 2009, cuando se contabilizaron 374.808 personas, no ha dejado de bajar, se compara con los datos del 2004, último año con menos burgaleses, cuando hubo 354.228.Cinco años después rozó su máximo histórico desde que el INEcontabiliza datos de población, y desde entonces la gráfica no levanta cabeza. De 2009 a 2019, en una década, la provincia ha perdido 19.335 habitantes, o lo que es lo mismo, casi la mitad del censo de Aranda de Duero o Miranda de Ebro.
Actualmente, el grupo de edad más numeroso, con 5.796 representantes, son los burgaleses y burgalesas de 54 años, mientras que los centenarios son, por razones biológicas, los menos comunes, con apenas un 157 personas. La diferencia entre sexos no es reseñable, ya que el 50,1% (178.397) son hombres por las 177.076 mujeres.
multitud de procedencias. 329.350 personas censadas en la provincia de Burgos cuentan con nacionalidad española, lo que viene a representar el 92,6% del total, mientras que le siguen los procedentes de países de la UniónEuropea, con 14.437 personas.Lejos ya de estas cifras figuran los sudamericanos, cuya colonia asciende a 4.341 habitantes, los africanos, con 3.753, y los nativos de América Central y elCaribe, con 1.586. Pese a lo que muchos podrían creer, apenas hay 942 asiáticos censados en Burgos. Como curiosidad, solo hay 20 nacionales de Oceanía, la gran mayoría australianos, y en los datos del Instituto Nacional de Estadística figuran 6 apátridas (cualquier persona a la que ningún Estado considera destinataria de la aplicación de su legislación) viviendo en territorio burgalés.
La situación a nivel regional es muy parecida a la provincial; Castilla y León vio cómo se reducía su población de los 2.418.556 habitantes de 2018 a 2.408.083, una caída del 0,5% que se intensifica mucho más si se compara con los niveles registrados hace una década, cuando había 2.549.174 castellanoleoneses. A día de hoy hay más mujeres (1.219.065) que hombres, 1.189.018. En cambio, el panorama es radicalmente distinto si damos el salto y hablamos en términos nacionales. Si la gráfica de la provincia de Burgos era una U invertida, la española se asemeja más a una pendiente recta; la población ha ido aumentado progresivamente hasta que en 2012 se alcanzó el máximo histórico, 46.818.216 de personas. Comenzó entonces una desaceleración del crecimiento, que sin embargo se interrumpió en 2016 con una leve subida, y que este último curso, ayudado por la presencia cada vez mayor de extranjeros, ha posibilitado romper de nuevo todas las barreras y alcanzar los 46.934.632 españoles, a tan solo 65.368 de los 47 millones. Por sexos, las mujeres siguen siendo más, concretamente 918.908.