La Policía detiene a una banda por robar en 52 pisos

F. Labajo
-
Mafia georgiana - Foto: Alberto Rodrigo

Se trata de una célula perteneciente a la mafia georgiana que se había sentado en Burgos capital

El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a cuatro sujetos como sospechosos de integrar una célula perteneciente a la mafia georgiana a la que se atribuyen 52 robos en domicilios de Burgos capital.

La investigación comenzó en el último trimestre de 2018, tras observar Comisaría un repunte de los robos con fuerza en el interior de domicilios. Los delincuentes que actuaron en la zona sur habían utilizado hilo de pegamento para marcar las casas y detectar si sus moradores estaban o no en ellas antes de cometer los hechos delictivos. En paralelo, en otro extremo de la ciudad se detectó también un número inusual de robos en viviendas pero con un método totalmente diferente. En estos casos no había testigos ni marcas en las puertas y la forma de acceder a la vivienda era mediante la fractura de bombín o el apalancamiento de las cerraduras.

Los hechos se intercalaban unos con otros lo que ha dificultado la labor policial. Después de un arduo trabajo de investigación, la Policía Nacional pudo constatar que no se trataba de dos grupos independientes entre sí sino del mismo pero que actuaba de manera diferente según la técnica de apertura que dominará el integrante que estaba ese día o noche de turno.

Este martes, 9 de abril, los investigadores detectaron que se habían reunido todos los sospechosos en el piso que utilizaban como escondite y a la vez sede en la zona sur de la ciudad. En previsión de que pudieran estar organizando una nueva oleada de robos decidieron solicitar autorización al juzgado de guardia para registrar el inmueble y proceder a su detención.

En el registro se descubrió un taller para la fabricación artesanal de las ganzuas que empleaban en la apertura de las cerraduras así como diferentes útiles. También se han recuperado efectos sustraídos, algunos de los cuales ya han sido reconocidos por sus legítimos dueños.