scorecardresearch

18 autocaravanas apedreadas en el área de Briviesca

S.F.L.
-

Los viajeros avisaron a la Guardia Civil la madrugada del lunes de lo ocurrido. Algunos chalets también fueron atacados y horas después alertaron de nuevo a los agentes sobre un incendio en un contenedor

18 autocaravanas apedreadas en el área de Briviesca

La historia se repite y los turistas vuelven a huir de Briviesca. El área de autocaravanas se ha convertido de nuevo en el punto de mira de los vándalos que, a base de pedradas, provocaron que 18 vehículos que allí estacionaban la noche del lunes abandonaran a toda prisa el recinto en torno a las 2 de la madrugada. Indignados ante la lluvia de piedras, dieron parte a la Guardia Civil.

Los autores de los hechos no debieron quedarse satisfechos con la jugarreta, puesto que poco después se dedicaron a lanzar pedruscos contra otros tantos chalets ubicados en la calle Salamanca de la capital burebana. Varios vecinos que residen en zonas aledañas al aparcamiento declaran a este periódico que ya están «cansados de los comportamientos incívicos de cuatro, que acaban pagando todos los briviescanos», se quejan. 

La misma noche, casi tres horas más tarde, la Benemérita volvió a recibir una llamada telefónica, esta vez alertando de que en la calle Quintana ardía un contenedor de obra. Los bomberos acudieron al lugar de los hechos en torno a las 4.45 horas y sofocaron las llamas, que no llegaron a generar daños importantes. 

Desgraciadamente, estos actos provocan que los turistas opten por pernoctar en otras áreas situadas en localidades cercanas a la capital burebana y que se pierdan visitantes. La mañana de ayer el aparcamiento amaneció vacío. DB ha conseguido el testimonio de una familia que procedía a pasar en la ciudad dos días pero que, al enterarse de lo ocurrido, se decantó por acercarse hasta Frías. «No nos arriesgamos a que no nos dejen dormir», declaran. 

Sin vigilancia nocturna. El traslado de cuatro agentes a Burgos en febrero tras aprobar las pruebas de selección, generó que la plantilla de la Policía Local de Briviesca quedase reducida a cinco agentes y un oficial. El servicio nocturno, que se retomó el pasado agosto coincidiendo con la semana de las fiestas patronales, se mantuvo hasta mediados de febrero, tal y como quedó establecido. Sin embargo, la reducción de personal imposibilita a día de hoy patrullar en turno de noche. No obstante, el alcalde de la localidad afirmó en su momento que, «ya sea por parte de la Policía Local o de la Guardia Civil habrá vigilancia las 24 horas». 

Desde el Consistorio mantienen la postura de no anunciar los días concretos en los que los agentes patrullarán por las noches y los que no, para evitar que las personas más incívicas campen a sus anchas. Fuentes municipales desvelan que el Ayuntamiento ha solicitado refuerzos para que el servicio quede cubierto varias noches de agosto pero no adelantan cuáles ni a qué municipios. Los concejales de Ciudadanos propusieron contratar una empresa de seguridad pero el equipo de gobierno rechazó la idea.