De la Rosa: "He ofrecido a Marañón conformar un gobierno"

R.B./J.M.
-
De la Rosa: "He ofrecido a Marañón conformar un gobierno" - Foto: Alberto Rodrigo

En su primera entrevista como alcalde asegura que "En Burgos no se tolera que se decida el destino de su ciudad en un despacho de Madrid"

Durante los últimos 20 días ha habido muchos momentos en los que lo ha pasado realmente mal. Veía injusto que se le pudiera escapar la Alcaldía con el mejor resultado de la historia y tras un gran vuelco electoral. El destino (y los errores de sus adversarios) obraron ayer el milagro.
¿Cuándo ha sabido que iba a ser el próximo alcalde de Burgos?

Cuando Ángel Martín se propone como candidato. En la cena de la Hermandad de Peñas (el viernes) estaba convencido de que no iba a ser alcalde y Antón (edil del PP) me dijo que no lo tuviera tan seguro porque la negociación no iba bien para ellos. No hice caso porque estaba harto de vaivenes, pero luego me confirmaron el comunicado de Vox y de madrugada preparé un discurso distinto al que tenía previsto. Eso sí, cuando esta mañana (por ayer) me he levantado y he visto que había acuerdo entre PP y Vox y que empezaban a caer ayuntamientos he pensando que no salía. Luego he visto caras raras en la bancada de enfrente y cuando se ha propuesto Ángel, he visto que ya estaba.
La semana pasada afirmó que estaba viviendo uno de los peores momentos de su vida política. ¿Cuál es la sensación ahora?

Hoy (por ayer) es el día más feliz de mi vida después del día en que me casé. Pero lo especial no es ganar la Alcaldía, que para mí ha sido un sueño hecho realidad. Era casi una obligación moral con la gente, porque su respuesta ha sobrepasado cualquier previsión. Eso es lo que te hace más feliz. Es lo más grande que hay en política y lo que me llevo. Pero ahora empieza el reto de verdad.
 ¿Cómo afronta ser alcalde en minoría y que, tal y como ha anunciado Javier Maroto, sobrevuele una moción de censura?

Creo que tampoco lo tienen fácil para una moción de censura porque se han dado cuenta del respaldo social que ha existido. Que el señor Maroto se haya atrevido a lanzar un mensaje desde Madrid desde el primer minuto dice muy poco de un PP que tiene que atender un poquito más a lo que pasa en cada sitio y tener un poco más de respeto.La gente en Burgos no tolera que se decida el destino de su ciudad en un despacho de Madrid y hoy ha sido un nuevo ejemplo de prepotencia. También he transmitido al señor Marañón (Cs) que mi intención es que colaboremos e incluso le he ofrecido conformar gobierno.
¿Y qué ha dicho?

Que vendrá al despacho el lunes.
Entonces no descarta un Gobierno de coalición.
Hace 10 días estaba convencido de que eso es lo que da más estabilidad y más garantías para un gobierno de progreso y lo sigo manteniendo. No sé si estarán en situación de poder aceptar o si, como me temo, tendrán que consultarlo.
¿No es ingenuo pensar que quien ha sido su rival a la Alcaldía ahora vaya a prestarle su apoyo?

Marañón ha tenido la ambición de ser alcalde, pero creo que ha tenido poco que ver en la decisión. La estrategia se ha adoptado en Madrid. Si me veo forzado a gobernar en minoría lo haré, pero si queremos estabilidad eso se hace con 16 concejales y no con 11. Y la única formación que garantiza esa estabilidad es Cs.
Ustedes han considerado a Vox extrema derecha y le han ayudado a auparle a la Alcaldía. ¿Los ve ahora de otra manera?

Serán muy de derechas, pero les reconozco que se han comportado con honestidad, han demostrado que tienen palabra y han priorizado los intereses de la ciudad a cualquier otra estrategia de partido a otros niveles. Pero también digo que no es el artífice de que yo sea alcalde, sino los 33.000 votos que obtuvimos. Gané las elecciones con una amplia diferencia y eso me da la legitimidad.
¿La postura de Vox no puede interpretarse como falta de experiencia política?

Han actuado de corazón, les veía el gesto y cuando hablaba Ángel Martín pensaba que iba a llorar. Sabía que los van a expedientar, que se la estaban jugando... El viernes comprometió su palabra y ayer la cumplió, cosa que hoy no se prodiga mucho en política.
En campaña comentó que una de las primeras decisiones que iba a tomar era retirar el Cristo del Salón de Plenos...

Esa decisión se va a cumplir, pero no tiene por qué ser inmediata. Creo que lo llevaremos a la sala de recepción de Alcaldía. El Salón de Plenos representa a todos los burgaleses y no es el sitio más apropiado. Sé que la imagen tiene un valor histórico que queremos preservar y lo suyo es que se mantenga en el Ayuntamiento. Pero no va a ser la primera decisión. Quiero visualizar que tengo el compromiso firme por priorizar a aquellos que más lo necesitan y, para mí, una vergüenza para esta ciudad es el poblado chabolista del Encuentro. He contactado con la técnico de Promoción Gitana para hacer una visita en los próximos días, conocer de primera mano la situación y poder trabajar desde ya en qué programas podemos ir desarrollando. Hay que hablar con la Junta de Castilla y León para que colaboren como lo hicieron con Bakimet a través del programa dual.
¿Sería un fracaso no acabar con El Encuentro?

Soy consciente de que en este mandato, por los plazos, puede ser muy difícil. Hay que buscar realojos, proporcionar viviendas que no tenemos y hacer un seguimiento. No se trata de sacarlos de allí y meterlos allá. Si por algo funcionó Bakimet fue porque hubo un programa de acompañamiento. Va a costar, pero espero dar muchos pasos este mandato.
Siguiendo con los gestos, ¿va a tener escoltas?

No. He hablado con Fernando Sedano (jefe de la Policía) para decirle que quiero una reunión para explicar a los policías locales que hacen este servicio que no necesito de esa protección. Estamos en otro momento y ya son muy pocos los alcaldes en España que llevan escolta. Sí es cierto que mientras no incluyamos una plaza de chófer alguno de los policías tendrá que seguir haciendo ese servicio, pero lo utilizaré lo menos posible, porque me encanta patear.
Tiene un equipo al que le falta experiencia de gobierno. ¿Puede ser un hándicap?

Está bastante compensado. Con experiencia institucional hay unos cuantos: un servidor, David Jurado, Nuria Barrio, Blanca Carpintero y otra mucha gente con gran bagaje profesional y con un gran reconocimiento. Creo que es un equipo potente. De los que han concurrido a estas elecciones, el más capaz.
Centrándonos en el día a día, aparte de Daniel Garabito como concejal de Fomento y Sonia Rodríguez en Acción Social, que parecen predestinados, ¿qué otros nombres tiene para el resto de concejalías?

La idea inicial para Garabito y Rodríguez es esa. Creo que van a estar en esas responsabilidades pero todavía no lo he cerrado con ellos. Mañana (por hoy) tengo la primera reunión de concejales con la ejecutiva. Y hay que matizar porque Garabito es músico, Rodríguez domina los temas de Hacienda y no quiere que la etiquete solo en Acción Social. ... (Más información en edición impresa)