scorecardresearch

La UBU licita las prácticas del nuevo título de piloto

B.G.R.
-

Pueden concursar todas las escuelas oficiales y el presupuesto corresponde al máximo de alumnos

Instalaciones en el aeropuerto de Villafría del centro de formación FlyBy. - Foto: Alberto Rodrigo

Con el plazo de inscripción abierto desde el pasado 16 de julio, la Universidad de Burgos avanza en la puesta en marcha del nuevo título propio de Piloto de Aerolínea para el Transporte de Carga y Pasajeros con la licitación de la formación teórica y práctica que debe impartir una escuela oficial acreditada (ATA). El concurso público tiene un presupuesto de 1,7 millones de euros, que corresponden al número máximo de plazas previsto (28) y que se verá reducido dependiendo del número final de alumnos que se matriculen (un mínimo de 5).

La tramitación de este expediente corresponde a la Fundación General de la institución académica, de quien dependen todas las titulaciones propias, cuya duración en este caso es superior al resto. El grado se extiende durante tres años distribuidos en 204 créditos, por lo que la empresa que resulte adjudicataria deberá presentar dicho servicio a partir del 1 de octubre y durante un periodo de 36 meses.

 La formación recogida en el pliego de condiciones técnicas incluye aquellas materias obligatorias para obtener la licencia de piloto, que deberán ser impartidas íntegramente en inglés y de forma presencial, así como al menos 328 horas de instrucción de vuelo. A todo ello se suma también la realización de los exámenes oficiales de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA en sus siglas en inglés), cubriendo los costes de la primera convocatoria, los recursos materiales y humanos para las clases teóricas y prácticas, y los servicios de mantenimiento de las aeronaves y los simuladores necesarios.

Por su parte, la escuela que se ocupe de esta labor podrá utilizar los aularios de docencia e informática de la UBU y «los medios necesarios para llevar a cabo las tareas formativas que le correspondan». En cuanto al calendario de trabajo, se regirá en lo posible por el académico, principalmente el de la Escuela Politécnica Superior (centro al que está adscrito el título), aunque también se aceptarán cambios en el mismo en función de las fechas de las actividades de la EASA.

Otro de los aspectos que tiene en cuenta el concurso está relacionado con la ubicación de las instalaciones en las que se desarrollará la formación. Al respecto, la empresa adjudicataria deberá contar con su base de operaciones en Burgos (Villafría) o en sus proximidades y en caso de que no se cumpla la primera circunstancia, tendrá que proporcionar el transporte de los alumnos «todas las veces que fueran necesarias, sin perjudicar ni el calendario ni el horario».

Criterios de selección. El plazo de presentación de ofertas acaba el próximo día 17 y la previsión de la Fundación es que la mesa de contratación decida durante este mismo mes la propuesta que resultará elegida. El presupuesto base de licitación (1.694.000 euros sin impuestos) está calculado teniendo en cuenta un coste máximo por alumno de 60.000 euros. Esta formación se completará con la docencia que imparta la institución, que asumirá tanto profesores del campus como especialistas externos. Además de materias técnicas, se abordarán conocimientos de organización industrial y fiscalidad.

Las clases del nuevo grado, que sufragarán íntegramente los estudiantes, comenzarán en el mes de octubre y fuentes de la Fundación General de la UBU  aseguran que ya se han recibido «algunas prematrículas» por parte de alumnos interesados, aunque sin detallar por ahora su número.