La primera semana en fase 1, la de menos contagios de mayo

G.G.U.
-

La petición de avance a la siguiente etapa se produce en un momento de aparente control de la pandemia, con solo 13 nuevas infecciones diagnosticadas en los últimos nueve días. Tercer día consecutivo sin fallecidos por la covid-19

Las grandes novedades de la fase 1, la posibilidad de ir a una terraza y las reuniones de hasta 10 personas, son las que conllevan mayor riesgo de contagio. - Foto: Luis López Araico

Transcurrida una semana completa desde que las familias han podido reencontrarse en reuniones de hasta diez personas y desde que los grupos de amigos han tenido oportunidad de sentarse en una terraza a celebrar el primer atisbo de recuperación de normalidad tras el tsunami del coronavirus hay datos suficientes para afirmar que estas novedades -las principales de la fase 1 y las de más riesgo de rebrote- no solo no han tenido repercusión epidemiológica, sino que la pandemia ya parece estar bajo control.

Los principales indicadores de esta realidad son las 13 nuevas infecciones causadas por el SARS-CoV-2 diagnosticadas en los últimos nueve días, el dato más bajo desde que hay registros y, desde luego, desde el comienzo del proceso de desescalada de la crisis, que comenzó el 11 de mayo, aunque muy tibiamente en Castilla y León.

Estos 13 contagios se diagnosticaron en las 24 horas previas a la notificación al Ministerio de Sanidad, porque es el margen temporal establecido para analizar la evolución de los nuevos contagios. Pero si se le añadieran los positivos ‘viejos’, aquellos confirmados hace más tiempo pero notificados ahora, el dato de la última semana seguiría siendo muy bajo en comparación con todas las anteriores: 69 infecciones (de los cuales 13 son los recientes). En semanas previas la provincia estaba notificando 92 casos (del 18 al 24 de mayo), 187 (del 11 al 17 de mayo) y más de 200 en todas las anteriores.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)