El Hospital Santos Reyes suma 10.140 operaciones en 2018

I.M.L. / A.D.C.
-

La media anual de operaciones fue de 38,5 por cada día hábil, con una utilización de esta zona del 79,14%

El Hospital Santos Reyes suma 10.140 operaciones en 2018

El uso de las instalaciones quirúrgicas con las que cuenta el Hospital de los Santos Reyes en la capital ribereña alcanza unas cifras relevantes, que demuestran el aprovechamiento de los recursos con los que cuentan los profesionales de este centro hospitalario. Al finalizar el año pasado, en alguno de los tres quirófanos disponibles se realizaron un total de 10.140 intervenciones, lo que supone que los quirófanos hospitalarios tienen un nivel de utilización del 79,14%, con una media de 38,5 operaciones realizadas cada día hábil.

Según los registros con los que cuenta la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, y que se han incluido en una de las operaciones del Plan Estadístico regional 2018-2021, concretamente en la que se constata la actividad asistencial de Atención Primaria y Especializada, solo el 15,8% de los pacientes intervenidos quirúrgicamente el año pasado necesitaron ingreso y la suspensión de operaciones programadas fue mínima, afectando solo al 3,77% de las programadas, y un 4% se realizaron por urgencia.
Partiendo del número de tarjetas sanitarias asignadas al Hospital de los Santos Reyes, que en diciembre de 2018 era de 51.246, los registros estadísticos muestran que se llevaron a cabo 23,5 intervenciones quirúrgicas programadas y que precisaron de hospitalización por cada mil tarjetas. Un índice de utilización de esta zona específica de las instalaciones sanitarias casi idéntico al registrado por el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, que alcanzó las 23,6, e inferior a los del hospital de Miranda de Ebro o el complejo asistencial de Burgos, donde se cuantificaron 26,6 y 32,6 intervenciones quirúrgicas programadas que precisaron hospitalización, respectivamente. 

A los pacientes que tuvieron que pasar el año pasado por los quirófanos del Hospital de los Santos Reyes y tuvieron que quedar ingresados para su recuperación, hay que sumar los que por otro tipo de dolencias o procesos hospitalarios pasaron al menos una noche en sus instalaciones. En concreto, a lo largo de 2018 se contabilizaron un total de 4.801 ingresos, con una estancia media de 5,82 días, arrojando una cifra anual de estancias totales de 27.949.

Los registros oficiales contabilizan un promedio anual de 110 camas en funcionamiento en el centro hospitalario comarcal, estimándose un índice de ocupación de las instalaciones arandinas del 69,61 y una rotación del 43,65. Los hospitales de la región que cuentan con un número de camas similar al del centro ribereño son el de Miranda de Ebro, con 108, y el de Medina del Campo, con 106 camas. Los dos contabilizaron un número de ingresos superior a los de Aranda, con 4.966 y 5.031 respectivamente a lo largo de todo 2018.

LOS QUIRÓFANOS PODRÍAN ABRIR EN CINCO DÍAS

Los tres quirófanos con los que cuenta el Hospital Santos Reyes podrían volver a estar operativos en cinco días. Lo harán después de haber permanecido cerrados por las labores de reparación, repintado y limpieza que se han realizado en las salas de operaciones del centro arandino. «La obra la empezamos el viernes pasado, hemos estado una semana de reformas y ahora viene la parte más crítica, que es medir que no hay ningún agente patógeno en el ambiente. Hoy (por ayer) se hacen las pruebas de medición y tienen un cultivo que puede durar en torno a cinco días. Si dan negativas ya podemos iniciar la actividad quirúrgica. Si dieran positivas habría que hacer una nueva limpieza y volver a realizar otra toma de muestras», explica el jefe de Mantenimiento del hospital, Carmelo de la Higuera.

Las actuaciones en los quirófanos del Santos Reyes han consistido principalmente en pintar todas las paredes con una pintura especial con agentes bactericidas. Además se ha aprovechado la ocasión para una serie de reparaciones en suelos, enchufes, conductos de aires con esterilización y limpieza... «Se han reparado las zonas deterioradas», resume Carmelo de la Higuera.

El hospital de Aranda cuenta con tres quirófanos y sus utilidades varían principalmente en función de sus tamaños. Como explica el jefe de Mantenimiento, el uno y el dos tienen las mismas dimensiones y  se dedican a cirugía general, digestiva, urología y ginecología. Mientras que el tres tiene un tamaño mayor y se destina a las intervenciones en traumatología, que requieren más espacio.

Además de las puertas con cierres automáticos, las zonas para  desinfectarse y los sistemas para mantener la temperatura ideal, los quirófanos de Aranda disponen de intercomunicadores, que tienen una función más importante de lo que parece. Reducen las entradas y salidas del personal para así evitar el traslado de partículas.


Las más vistas