La partida para ayudas urgentes aumentó en 2015 a 580.000 euros

G.G.U. / Burgos
-
Las ayudas para cuestiones urgentes en materia social se destinan a pagar alimentos, alojamiento o energía. - Foto: Alberto Rodrigo

Ayer se aprobaron los primeros 345.000 euros del año para que Acción Social pueda seguir solventando situaciones de necesidad

El balance de 2015 en materia de servicios sociales vuelve a evidenciar que siguen siendo muchas las  familias que necesitan ayuda para comer, pagar el alquiler o la luz en la capital. Así lo demuestra el hecho de que la partida destinada a la atención de necesidades básicas de subsistencia en materia de urgencia social tuviera que ser modificada cuatro veces seguidas en 2015 y acabara sumando 580.000 euros (un 2,6% más que en 2014). Y para 2016, ayer se aprobaron los primeros 345.000 euros.
Dado que el Ayuntamiento todavía no tiene el presupuesto para este ejercicio y que la Concejalía de Acción Social mantiene esta línea de ayudas de forma ininterrumpida y en cualquier circunstancia, el consejo de administración ordinario de la Gerencia Municipal de Servicios Sociales dio ayer el visto bueno a que Intervención libere la cantidad señalada. En ese consejo está representada la oposición, que votó a favor de la medida.
De hecho, la concejala del PSOE responsable de los temas sociales, Mar Ramírez, recordó al término de la reunión que «en Burgos sigue habiendo muchas familias con carencias y de ahí que nosotros planteáramos una partida de 500.000 euros en nuestra propuesta de presupuestos».
soto de don ponce. En lo que no hubo consenso fue en la aprobación de los pliegos para contratar la gestión de los Huertos de Ocio ubicados en el Soto de Don Ponce. Hace años que el PSOE solicitaba al equipo de gobierno que estudiara la posibilidad de asumir la gestión en lugar de externalizarla y pagar beneficios industriales a una empresa, un planteamiento que ayer también secundó Imagina. Ciudadanos se abstuvo, por lo que «por fin estudiarán esa opción», dijo Ramírez. La socialista recordó que son dos puestos de trabajo que, a su juicio, podrían desarrollar funcionarios o personal laboral contratado. «No queremos paralizar el servicio, solo creemos que ese trabajo se puede hacer desde el Ayuntamiento», dijo.