El «efecto Gamonal» reduce a la mitad la asistenciaal Encuentro de Escolanías

I.L.H. / Burgos
-

Se inscribieron 600 niños de EEUU, Francia, Portugal, Alemania y España, pero la imagen del barrio ha echado para atrás a los extranjeros

Los anfitriones son los Pueri Cantores de la Catedral de Burgos. - Foto: Alberto Rodrigo

Lo que para unos es sinónimo de lucha vecinal y de la importancia de los movimientos sociales para otros, sobre todo visto desde el extranjero, lo es de violencia callejera y peligrosidad. El «efecto Gamonal» ha hecho que lo que iba a ser un Encuentro Internacional de Escolanías en Burgos se haya visto reducido al ámbito de la Península Ibérica.Aunque no ha sido la única excusa -también se han caído agrupaciones corales por el cambio de fecha que han tenido que realizar por el adelanto de la Noche Blanca- lo cierto es que el nombre del barrio ha echado para atrás a muchos padres, que son los que tienen que dar el consentimiento para el desplazamiento de sus hijos, los más pequeños de apenas 6 años.
En un primer momento, en noviembre del año pasado, estaba prevista la presencia de 600 voces blancas de 26 escolanías procedentes de Estados Unidos, Portugal, Francia, Alemania y España. Las noticias, imágenes e interpretaciones que de lo que ocurrió en enero en Gamonal ha sido la excusa puesta por los grupos norteamericanos, que traían 160 niños y unas 300 personas en total con los profesores y acompañantes.
A Gamonal, barrio en el que se realiza uno de los conciertos, también aludieron los grupos de Alemania y Francia; no así Portugal que pretextó problemas de agenda. Algunos se han disculpado argumentando el «peligro» de la zona y otros han mostrado evasivas por temer que se pudiera vincular un coro de voces blancas con lo que consideran los «efectos» de la movilización vecinal, tal y como constata el director de los Pueri Cantores, Chema Manjón.
Pero no todo se debe al nombre de Gamonal. El adelanto de una semana requerido a última hora para no coincidir con la Noche Blanca -que, por otro lado, el Ayuntamiento ha variado para no concordar con las elecciones europeas- ha hecho también que varias escolanías se hayan caído del cartel por cuestiones de agendas, comuniones y conciertos ya previstos.
Al final, de las 26 corales iniciales se ha reducido la presencia a nueve, y todas ellas del entorno nacional. En total coincidirán en Burgos durante los días 10 y 11 de mayo 330 chavales y en torno a 500 personas procedentes de ciudades como Granada, Navarra, Zamora, Valladolid, Zaragoza, León, Palencia y, por supuesto, los anfitriones, la Escolanía Pueri Cantores de la Catedral de Burgos.