Cae una banda que vendía coca y 'pantera rosa' en Burgos

DB
-

La operación Benás se ha saldado con la incautación de más de 30 kilos de cocaína, 1'5 de tucibí, conocida como "pantera rosa o cocaína rosa" (droga muy agresiva que puede causar graves secuelas), y otros tipos de estupefacientes. Hay 20 detenidos

La Guardia Civil, en el marco de la operación Benás, desarrollada en la provincia de Huesca, ha procedido a la detención de 20 personas (16 varones y 4 mujeres de entre 25 y 64 años), en las provincias de Madrid, Guadalajara, Burgos y Huesca, pertenecientes a una organización delictiva dedicada al tráfico de drogas, principalmente cocaína, hachís y tucibí conocida como “Pantera Rosa” (droga química especialmente peligrosa, dado que sus componentes pueden provocar graves secuelas si se consume de forma continuada en un breve periodo de tiempo). 

En la operación se han intervenido 30’5 kilogramos de cocaína, 1,5 kilos de tucibí, 600 gramos de polen de hachís, 1 kilogramo de marihuana, sustancia de corte, 15 básculas de precisión, utensilios para la manipulación y distribución de droga, documentación contable de las transacciones de dinero efectuadas, 20.450 euros en metálico, 8 vehículos, 1 pistola simulada, munición y cartuchería de arma larga, 44 teléfonos móviles, 6 tablets, 5 portátiles y 2 discos duros, según informa la Benemérita en un comunicado de prensa.
A los detenidos se les imputan los supuestos delitos contra la salud pública, tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales.

La operación se inició a comienzos de junio de 2018, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de un grupo de personas residentes en la Comarca de la Ribagorza (Huesca), que podría estar dedicándose al tráfico de drogas. 

Parte del alijo inacautado.
Parte del alijo inacautado. - Foto: DB

Tras las primeras investigaciones, los agentes pudieron determinar la localización exacta de los puntos de venta, así como la identificación de los miembros de la organización y su estatus dentro de la misma. Igualmente, se pudo constatar como los componentes de la organización estaban repartidos por varios puntos del territorio nacional para la distribución de la droga.

Continuando con las investigaciones, se logró determinar que la organización tenía el control del mercado ilícito de cocaína, hachís y marihuana en la Comarca de La Ribagorza  (Huesca). 

Por tal motivo, los agentes llevaron a cabo 15 entradas y registros en domicilios de las provincias de Madrid, Guadalajara, Burgos y en la Comarca de La Ribagorza (Huesca), donde se incautaron numerosas sustancias estupefacientes, sustancia de corte, dinero en efectivo y utensilios para la manipulación, pesaje y venta al por menor de las drogas, así como gran cantidad de dinero en efectivo y documentación contable acreditativa de las transacciones llevadas a cabo.

Material incautado a los narcotraficantes.
Material incautado a los narcotraficantes. - Foto: DB

Gracias a esta intervención la Guardia Civil, se ha conseguido localizar, antes de que se distribuyera desde Madrid al resto de puntos de venta de la organización, una partida de tucibí conocida como “pantera rosa o cocaína rosa” 

Puntos de venta o distribución de la droga
La organización adquiría las sustancias estupefacientes, principalmente cocaína, directamente desde los países de producción, siendo recepcionada en Madrid y desde allí suministrada a los puntos de venta o distribución en las provincias de Burgos, Madrid y Huesca. Para ello los sospechosos hacían los desplazamientos tomando grandes medidas de seguridad para evitar ser identificados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Una vez trasladada la droga hasta las provincias de Huesca y Burgos, procedían al corte y preparación de las sustancias, para su posterior venta y distribución. 

La Guardia Civil registra uno de los laboratorios de la banda.
La Guardia Civil registra uno de los laboratorios de la banda. - Foto: DB

Cabe destacar el nivel de especialización conseguido por la organización ya que cada miembro realizaba un trabajo específico desde la adquisición de la sustancia en el país de origen y su transporte a España, su almacenamiento, corte y preparación, y su posterior distribución. De esta forma aumentaban sus beneficios económicos.

Con esta operación se dan por desarticulados siete puntos de venta de droga en Huesca, dos puntos de distribución y venta en Burgos, y diversos domicilios en las provincias de Madrid y Guadalajara utilizados como almacenes de droga de la organización para su posterior distribución por el territorio nacional.

Cabe destacar que es la aprehensión de tucibí más importante llevada a cabo por la Guardia Civil.

En uno de los registros se desmanteló varios habitáculos de más de 80 metros cuadrados preparados con todos los elementos preceptivos para la ubicación de una gran plantación indoor de marihuana. 

La operación ha sido llevada a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca junto con la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Burgos y la 3ª Compañía de Graus (Huesca).  Además de este personal, en los registros domiciliarios ha participado USECIC (Unidad de Seguridad Ciudadana) de Huesca, Guadalajara, Burgos y Madrid, Policía Judicial de Guadalajara y Madrid, Grupo Rural de Seguridad nº 5 de Zaragoza y Servicio Cinológico de la Guardia Civil.

Los detenidos fueron puestos a disposición judicial del Juzgado de Instrucción de Boltaña (Huesca).