Carriedo promete que habrá presupuestos de CyL en 2020

SPC
-

El consejero de Economía y Hacienda asegura que el borrador contempla el déficit cero y que Sanidad, Educación, Familia y Fomento crecerá por encima de la media del presupuesto

Carriedo promete que habrá presupuestos de CyL en 2020

El consejero de Economía y Hacienda de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, sentenció que «en el año 2020, Castilla y León va a tener presupuestos haya o no haya nacionales» y adelantó que su parte «está hecha» conforme al objetivo de déficit cero que preveía el Gobierno en el próximo ejercicio para las comunidades autónomas. Carriedo explicó, en ‘Los Desayunos de Ical’, que su decisión sobre cuándo presentarán las cuentas no depende de una fecha límite, sino del escenario político en España, ya que «si es de varios meses», no esperarán. Dicho de otra forma, continuó, «si la situación nos abocará a unas nuevas elecciones, no esperaríamos a su resultado para presentar los presupuestos».
Fernández Carriedo destacó que es «lógico y razonable» esperar a conocer con precisión el escenario de ingresos y gastos marcados por las decisiones estatales, eso si, si se desbloquean «en un tiempo razonable». En este sentido, recordó que en ingresos sería conveniente conocer la evolución de las entregas a cuenta. Asimismo, insistió en la demanda del abono de los 142 millones del IVA de 2017, aunque «el Estado sabe que nos lo debe». 
Al consejero también le gustaría aclarar cuál será el escenario final de cumplimiento del déficit porque el vigente aprobado está en el cero por ciento, en estabilidad presupuestaria. Al respecto, rememoró que hubo un momento en el que se habló de modificar ese escenario pero lamentó que ya se lleva un año y medio sin convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera, una «cosa inexplicable». En cuanto al gasto, expuso que hay cuestiones como la evolución de las retribuciones de los empleados públicos o los efectos de la posible modificación del SMI, con «impacto» en las cuentas, por lo que es «razonable», a su juicio, esperar «si es que el Gobierno está en condiciones de dar esos datos pronto». 
Carriedo comentó que la parte que les corresponde «está avanzada» porque llevan trabajando «bastantes meses, aunque falten esos datos tan importantes».  «Nuestra parte está hecha», dijo. Repitió el consejero que prefiere tener unas cuentas «más realistas y ajustadas a los datos reales» pero «es peor un presupuesto prorrogado para todo el ejercicio que uno sin prorrogar». Aseveró que también es cierto que el presupuesto entrará en vigor con efecto en el 1 de enero, y aunque esperen algunos meses «recuperaríamos el tiempo perdido». 
Líneas presupuestarias

En cuanto a las grandes líneas presupuestarias, Fernández Carriedo adelantó que las partidas previstas para Sanidad, Educación y Familia crecerán por encima de la media del presupuesto ya que tienen un «volumen importante de personal» que se verá afectado por decisiones como el crecimiento salarial, la carrera profesional o la negociación de la jornada laboral de 35 horas semanales. Carriedo aseguró que en las consejerías de servicios públicos fundamentales el reto también es «mantener una calidad muy elevada en la prestación». Asimismo, también apostarán por el empleo y la promoción económica, y por el ámbito agrario, aunque en esta materia, recordó, es «fundamental una buena negociación de la nueva PAC». El consejero expuso que, en el caso de las consejerías inversoras, destacan las prioridades que se marca a Fomento como son la extensión de Internet al mundo rural, así como la política de vivienda y transporte. «Esos serán los tres ejes en infraestructuras prioritarias».
Déficit

Por lo que respecta al escenario de déficit para 2020, asumió que cabe la posibilidad de que se modifique, pero sin una información fiable, sus cuentas se basarán en la estabilidad presupuestaria aprobada a día de hoy. Es decir, emitirán el mismo nivel de deuda que la reposición de lo que vayan a amortizar. Carriedo confió en poder cumplir el objetivo en la medida en que esperan más estabilidad en 2020 en la evolución del PIB y en los ingresos aunque «acompañaría mucho un nuevo escenario de crecimiento económico y un nuevo sistema financiación de las comunidades».
Por último, en cuanto al cierre del año, asumió que Castilla y León incumplirá el objetivo de déficit del 0,1%, e indicó que ya están trabajando en el plan económico financiero que será en el caso de Castilla y León «relativamente sencillo, porque estamos en condiciones de cumplir».