La economía burgalesa crece un 2,9% a ritmo de la industria

J.D.M.
-
La economía burgalesa crece un 2,9% a ritmo de la industria - Foto: Miguel Á?ngel Valdivielso

El buen comportamiento del sector agrario y de las exportaciones y el «moderado» repunte de la construcción marcan un ejercicio condicionado por la «incertidumbre» de la automoción

La marcha de la economía burgalesa mantiene una evolución positiva en 2018, con un aumento del PIB provincial del 2,9% respecto al año anterior, por encima de la media regional y nacional. El buen comportamiento tanto de la industria, como del sector agrario (tras un 2017 «espectacularmente malo») y de las exportaciones explica este progreso pese a que la «incertidumbre» en la automoción, con noticias que prevén una penalización al diésel, haya «condicionado» el ritmo de crecimiento, creen en el Colegio de Economistas de Burgos.
Su decano, Carlos Alonso de Linaje, destacó ayer, durante la presentación del balance económico de 2018, que «los más de 200 millones invertidos en los últimos años por muchas de las grandes industrias burgalesas» explican «parte» de ese crecimiento. También la recuperación del valor de la producción agraria, que se ha incrementado un 18,82% con respecto a un «desastroso» 2017, alcanzando los 922 millones de euros entre el subsector agrícola, ganadero y forestal, y roza los «valores récord» del 2016.
Igualmente el mercado exterior ha jugado, a juicio del Colegio, un papel vital en la evolución de la economía burgalesa. En los diez primeros meses del año, las ventas mejoraron un 5,8% y rompieron con el comportamiento decreciente observado en el último informe, «reposicionando» a Burgos en el segundo puesto a nivel regional, tras Valladolid y delante de Palencia.
El sector de la automoción que, remarcó Alonso de Linaje, supone «casi la cuarta parte del peso industrial de la provincia», ha tenido un crecimiento por encima del 3%, mientras que otros subsectores industriales (metalúrgico, químico y farmacéutico) continúan por la «senda positiva» de los últimos años.
Paz Lorente, tesorera, indicó también que el sector de la construcción, tras años afectado por una crisis de gran intensidad, experimenta un «moderado» repunte en la provincia y el «notable» aumento de la inversión pública dispara el importe de las obras licitadas hasta los 112,8 millones. Sobre el sector turístico dijo que ha tenido un «ligero descenso» en número de viajeros y pernoctaciones, pero el empleo se ha mantenido, algo que, según Alonso de Linaje, se explica por las «nuevas formas de pernoctación», que dificultan la obtención de datos.
Respecto al sector financiero, el decano de los economistas reconoció que su peso ha descendido «de forma significativa» desde que «perdimos dos de las tres entidades que teníamos en la provincia».
Finalmente, sobre el mercado laboral destacó que la tasa de paro ha disminuido hasta el 10,14% y que ha mejorado un 0,7% la afiliación a la Seguridad Social, aunque «nunca podremos estar contentos hasta que los niveles de desempleo desaparezcan», concluyó.