Hip hop, un vino y a pintar

DB
-

La agenda coge tono con talleres, la grabación de un podcast, teatro y música y, al inicio del otoño, nueva temporada expositiva

Álvaro Negro analiza el proceso pictórico en ‘Todo lo que el cuadro sabía’. - Foto: ROBERTO RUIZ

Los espacios culturales empiezan a coger tono. El CAB ya ondea una agenda presencial con actividades que se iniciarán en junio para el público juvenil y adulto. El pistoletazo de salida, según informa en su renovada página web, tendrá al rap como banda sonora. Sonidos de la calle irrumpirá el sábado 27 de junio de 18.30 a 20 horas. El relevo llegará con el taller de acuarela Los sonidos del paisaje pintado, impartido por Regue del 14 al 16 de julio de 17.30 a 20 h.(35 euros). A este calendario se suman los monólogos de Colectivo Inesperado, La señora, el tigre la cerda y yo, el 17, 18 y 19 de julio. 

El CAB será escenario de la grabación de un podscat mensual, ya iniciado online durante la pandemia, de la mano de la sumiller Pilar Cruces, que, acompañada por otros dos expertos en vino, Tao Platón y Patricia Regidor, hablará de distintas temáticas. La próxima cita es el 24 de junio y para acudir como público hay que inscribirse en cab@cajadeburgos.com (máximo dos pases por correo). Aforo limitado a 30 plazas.

Y desde el 2 de octubre... La crisis sanitaria impuso el vacío en las salas. El recorrido de las propuestas de Serzo, Mayte Santamaría y Karin Bos se presumía corto si se mantenía la clausura el 24 de mayo. Se decidió ampliar el cierre al 20 de septiembre. Y una nueva temporada se inaugurará el 2 de octubre con Álvaro Negro, David Magán y Eduardo Cortils. 

La clave luminosa y colorista de David Magán aparecerá en ‘Matter Matters’. La clave luminosa y colorista de David Magán aparecerá en ‘Matter Matters’.

Sobre el género pictórico y proceso creativo gira Todo lo que el cuadro sabía, de Álvaro Negro (Lalín, Lugo, 1973). Su propuesta «es una suerte de reencuentro con la tradición artística europea, a la propia voluntad de la obra, a su formalización estética y al rumbo que sigue. Pero la disposición del pintor es esencial: el uso del claroscuro, la superposición de capas y capas de pintura y el uso de delicadas veladuras generan una atmósfera sutil, hasta crear un color vaporoso, surgido tanto del encuentro con el lienzo como de la sustracción de la materia». 

La escultura «expandida, luminosa y colorista» de David Magán (Madrid, 1979) centra Matter Matters. Se concreta en una serie de instalaciones que exploran las diferentes posibilidades físicas de la luz, que proporcionan una experiencia física, cercana y real, pero también de un territorio de exploración e investigación. «Si los efectos cromáticos y geométricos han venido caracterizando a Magán hasta la fecha, sin descuidar nunca el interés por fusionar su trabajo con el espacio que la acoge, en el CAB la propia arquitectura guiará el complejo equilibrio entre obra, edificio y espectador». 

La terna se completa con el murciano Eduardo Cortils, residente en Las Merindades, que identifica los desastres naturales recientes como resultado de la acción del hombre. Un-Steady... une fotografía e intervención pictórica: «Atrapa al espectador con sus hermosas fotografías para de inmediato instarle a tomar distancia y reflexionar. Sus imágenes documentan e interpretan por igual. Recogen el suceso, pero analizan la causa. Tomas directas y espectaculares intervenidas con signos gráficos, textos y datos científicos empleados con asepsia y sin esconder las fuentes». 

El medio ambiente centra la obra de Eduardo Cortils, que vive en Las Merindades. El medio ambiente centra la obra de Eduardo Cortils, que vive en Las Merindades. - Foto: Eduardo Cortils