scorecardresearch

La noche se enturbia con golpes y un machetazo

C.C.-P.C.P.
-

Un varón acaba en la UCI tras ser agredido en las Bernardillas y otro fue asistido por un puñetazo a la salida de la discoteca Kaché

La noche se enturbia con golpes y un machetazo

Las noches de los fines de semana se están enturbiando en los últimos meses. Bien lo saben los servicios de emergencia y las fuerzas de seguridad, que ven cómo su trabajo se ha multiplicado desde la recuperación de la actividad hostelera y el ocio nocturno, debido a las concentraciones cada vez más numerosas de grupos y al inicio de las reuniones y festejos prenavideños. La de este viernes ha sido un ejemplo claro, con varios incidentes que han requerido la intervención de policías y sanitarios y los calabozos de la Comisaría Provincial con más de media docena de detenidos en diversas actuaciones de la madrugada y la mañana del sábado.

El suceso más grave se produjo en la zona de las Bernardillas, en torno a las 4.30 horas, donde un varón fue agredido con un arma blanca, concretamente un machete, y sufrió un profundo corte en el antebrazo que le provocó una «hemorragia masiva», según la definió la Policía Local, que intervino en la zona junto a Policía Nacional. La víctima fue evacuada al Hospital Universitario de Burgos  y pasó por el quirófano para reparar una arteria que resultó dañada a consecuencia de la agresión. Posteriormente, quedó ingresado en la UCI para recuperarse de la intervención, aunque en principio con buen pronóstico y sin que se tema por su vida, según fuentes consultadas por este periódico.

Los investigadores tratan de localizar a las tres personas que han podido intervenir en esta agresión. Para ello ayer mismo comenzaron a revisar las grabaciones de las cámaras de videovigilancia de la zona y tomar declaración a los testigos.

Menos de tres horas después de este suceso, a la salida de la discoteca Kaché, otro varón de 48 años quedó en estado inconsciente al parecer como consecuencia de otra agresión, cuyo presunto autor ha sido detenido. ElServicio de Emergencias 1-1-2 Castilla y León recibió una llamada a las 7 horas, en la que los alertantes informaban de que habían encontrado a un hombre tendido en el suelo, sin conocimiento, en la calle Vitoria (frente a la Delegación de Hacienda). Una ambulancia de soporte vital básico se desplazó para asistir al lesionado y evacuarle al HUBU, mientras efectivos policiales iniciaban la investigación, que terminó con otro sujeto detenido como sospechoso del puñetazo en la mandíbula.

Esta discoteca ha reabierto recientemente sus puertas con un público más joven que en el de la etapa anterior. Pese a este cambio, algunos vecinos reconocen que no existen, al menos por ahora, problemas graves de convivencia. La principal preocupación de la comunidad que comparte fachada la discoteca es impedir el acceso de personas ajenas al piso para evitar que se convierta en un urinario. Por ello, a través de un papel pegado en la pared del portal interior, ruega que los vecinos cierren tanto la verja exterior como la puerta de acceso al edificio «por la seguridad y la higiene de nuestro portal».   

Controles. Aunque estas dos agresiones fueron las más graves, no se acabó ahí la 'fiesta' nocturna, según informó la Policía Local, que atendió además a una joven en estado de coma etílico a unos 20 metros de ese lugar. Tampoco faltaron tampoco las por desgracia habituales intervenciones relacionadas con la violencia de género, la más grave acabó con el hombre en los calabozos de Comisaría y su pareja, una mujer embarazada, con un corte en la mano.
También la Policía ha incrementado su presencia en las zonas de ocio. Por ejemplo, varios hosteleros de la zona de las Bernardillas explicaban ayer, a la hora del vermú, que la noche anterior había un operativo de la Comisaría Provincial en la plaza de Roma, con agentes pidiendo documentación a los clientes de al menos en un establecimiento, dentro de los controles habituales que se programan durante el fin de semana.