Otra mujer acusa al exvicepresidente Biden de tocamientos

Efe
-

Amy Lappos relata como el demócrata se le acercó en un acto con una conducta inapropiada, aunque "no sexual". La confesión llega días después de que la excongresista Lucy Flores denunciara que el candidato le diera un beso en la cabeza sin su permiso

Otra mujer acusa al exvicepresidente Biden de tocamientos - Foto: JONATHAN ERNST

Una mujer en EEUU acusó ayer al ex vicepresidente y potencial aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, de haberla tocado de forma inapropiada, aunque "no sexual", durante un acto de recaudación de fondos en 2009.
La mujer, Amy Lappos, es la segunda que acusa a Biden, quien fue vicepresidente de Barack Obama (2009-2017), de tocamientos después que lo hiciera la semana pasada la excongresista estatal de Nevada Lucy Flores.
Según narró Lappos, de 43 años, al diario local Hartford Courant, Biden se le acercó durante un acto de recaudación de fondos para el congresista Jim Himes y le hizo sentir "muy incómoda" con su comportamiento.
"No fue sexual, pero me agarró de la cabeza", relató la mujer.
"Puso su mano alrededor de mi cuello y tiró de mi para frotarse la nariz con la mía. Cuando me estaba tirando, pensé que me iba a besar en la boca", añadió Lappos.
Esta revelación llega días después de que Flores acusase a Biden de darle un beso sin su consentimiento en la cabeza durante la campaña a las elecciones legislativas y estatales de 2014.
Flores explicó que en un acto de su campaña a la vicegobernación de Nevada sintió "dos manos" en sus hombros y pensó: "¿qué hace el vicepresidente de EEUU tocándome?".
"Procedió a darme un gran beso lento en la parte posterior de mi cabeza. Mi cerebro no podía procesar lo que estaba sucediendo. Me sentí avergonzada. Me sorprendió. Estaba confundida", explicó la mujer, que fue congresista estatal de Nevada entre 2011 y 2015.
En respuesta a Flores, Biden explicó en un comunicado recordar lo sucedido de otra manera.
"Durante muchos años haciendo campañas políticas y en la vida pública, he dado innumerables apretones de manos, abrazos, expresiones de cariño, apoyo y consuelo. Y ni una sola vez -nunca- creí que actuaba inapropiadamente. Si se surgiere que lo hice, escucharé con respeto. Pero nunca fue mi intención", expuso.
Estas acusaciones podrían poner en peligro las aspiraciones presidenciales de Biden que, sin haber formalizado aún su candidatura, lidera desde hace meses las encuestas entre los votantes demócratas.