Bicis y patinetes pequeños, a 10/h por 35 zonas peatonales

J.M.
-

El área municipal de Movilidad teje una red para crear itinerarios y que los ciclistas utilicen determinadas calles del centro. Solo estará permitido cruzar el río por la calzada o en la pasarela de Gran Teatro y el puente Castilla

Por el paseo del Espolón solo estará permitido circular por el carril bici que hay junto al río. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Los últimos retoques al texto de la futura Ordenanza de Movilidad, que ayer fueron debatidos por los grupos políticos en el consejo de administración del Samyt, sirvieron para conocer con detalle que el Ayuntamiento sí tiene previsto permitir la circulación de bicicletas y patinetes de pequeña potencia (de tipo A) por hasta 35 zonas peatonales del centro de la ciudad (ver información complementaria). Eso sí, su velocidad máxima estará limitada a 10 kilómetros por hora y en algunos casos se señalizará el lugar exacto por el que deben transitar.

El equipo de Gobierno defiende que no tiene demasiado sentido que se prohiba circular por áreas de tráfico restringido a las bicicletas o a los pequeños patinetes cuando sí se permite hacerlo a los turismos o furgonetas en determinadas circunstancias. Por ejemplo, a los que tienen que ir a su garaje, a los taxis, cuando se realizan labores de carga y descarga, para acceder a los hoteles o cuando se dan permisos especiales a personas mayores o con discapacidad.

Pero no hay que confundirse ya que no se permitirá circular por todas las calles peatonales o de tráfico restringido. Lo que se ha hecho es diseñar una especie de malla para que los ciclistas que acuden al centro puedan moverse sin tener que bajarse de la bici, pero por determinados itinerarios. Dicho de otra manera, quienes quieran cruzar el río, por ejemplo, podrán hacerlo montados por la pasarela que comunica la calle Gran Teatro con el paseo Sierra de Atapuerca o por el puente Santa María, pero tendrán prohibido hacerlo por las aceras de los puentes San Pablo o Castilla.

Otro ejemplo práctico, de tantos muchos, es que no se podrá ir montado en bici por la calle La Moneda, pudiéndose utilizar como alternativa Almirante Bonifaz. Para que los ciclistas no se hagan un lío, se contempla colocar una serie de chapas o pegatinas que marquen el itinerario que se puede seguir.

En donde habrá una señalización clara delimitando el espacio concreto por donde se puede circular será en 7 plazas, en el puente Santa María, en la pasarela de Gran Teatro y en los paseos Sierra de Atapuerca y del Espolón. En estos últimos casos, sin ir más lejos, ya existe un carril bici y circular fuera de él será objeto de sanción.