Los panecillos se agotaron de nuevo en San Lesmes

G. Arce
-
Los panecillos se agotaron de nuevo en San Lesmes - Foto: Alberto Rodrigo

Cientos de personas, mayores y familias con niños, se reunieron en la plaza de San Juan y sus alrededores para celebrar la fiesta patronal de la ciudad

Se agotaron los panecillos bendecidos y los pinchos de chorizo y morcilla. Acompañó el sol de invierno y la fiesta patronal fue un éxito de participación. San Lesmes volvió a reunir a miles de burgaleses en la plaza de San Juan y alrededores, que disfrutaron de los bailes tradicionales y de los rituales que caracterizan a la fiesta de las capas y los trajes castellanos. En la ceremonia religiosa, oficiada en español y francés (en deferencia a los vecinos de Loudun, Pesac y otras localidades del país vecino desplazados a Burgos), el arzobispo Fidel Herráiz exhortó a los presentes -entre ellos, toda la corporación municipal encabezada por el alcalde, Javier Lacalle- a estrechar lazos y seguir el ejemplo vital del santo francés de ayudar a los demás.