Y la fiesta se hizo verso

A.C. / Espinosa
-
Las danzantes de El Cuévano ofrecieron una bella ofrenda a la Virgen de la Natividad. - Foto: A.C.

Actores de la Asociación Cultural Cuna de Monteros, que desde hace diez años recrea la historia de los Monteros, ofrecieron ayer un divertido pregón en forma de verso pasiego en el arranque de las fiestas de Espinosa

Las fiestas de la Natividad de Espinosa de los Monteros no pudieron tener ayer un arranque más divertido. Los actores de la Asociación Cultural Cuna de Monteros, que llevan diez años recreando la historia de la creación del cuerpo de los Monteros del Rey en el año 1006 y su raigambre con la milenaria historia espinosiega, volvieron a ser los dueños del escenario con un gracioso y estudiado pregón en forma de verso pasiego.
«Como mi pueblo, ninguno», repitió varias veces el moro Mohamed Almohadio, que dejó de ser el malo de la película para convertirse un pregonero de lo más dicharachero. Le acompañaban dos narradoras y el Conde Sancho García. A cuatro voces intercaladas fueron preparando el ambiente para acabar relatando las peripecias vividas en estos diez años, en los que los nervios se les atragantaban antes del estreno o la lluvia les hacía presagiar lo peor antes del estreno al aire libre en el campo de fútbol. En Cuna de Monteros ha habido de todo, pero sobre todo, buen humor, incluso para saber sobrellevar las discusiones con el sacristán cuando hay que volver a recolocar los bancos de la iglesia de Santa Cecilia, el último escenario que cada último fin de semana de julio acoge la obra.
Su pregón, que dio paso al himno interpretado por la Banda de Música Santa Cecilia y el coro parroquial junto con los vecinos, vino precedido por la proclamación de las ocho damas, cuatro jóvenes y cuatro infantiles. Sobre el escenario, la Corporación municipal, que preside Javier Fernández-Gil, contó estuvo arropada por altos mandos de la Guardia Real, como el teniente coronel del Grupo de Honores, Fernando Rocha, o el capitán de la compañía de Monteros, José Ignacio Armada, así como autoridades de Medina, Villarcayo, Montija, Sotoscueva o Cuesta Urria, entre otros.
Y como siempre fue la Ofrenda Floral a la Natividad en la iglesia de San Nicolás la que abrió los actos festivos de la tarde y donde no faltó la bella ofrenda de las danzantes del Cuévano. En el programa de hoy, el plato fuerte será el Play Back, en el que los vecinos mostrarán sus dotes artísticas a partir de las once de la noche.