scorecardresearch

Luis Enrique, un capataz siempre en el ojo del huracán

D.I.
-

Entre el virtuosismo y la frivolidad, con un estilo inconfundible, el asturiano afronta su primer gran reto tras 21 debuts en 18 partidos

Luis Enrique, un capataz siempre en el ojo del huracán - Foto: SERGIO PEREZ

En efecto, Luis empezó señalado la Euro’08 por haber prescindido de ‘vacas sagradas’ y Del Bosque también en el Mundial’10 por haber convocado a un renqueante Iniesta. No es mala señal, a priori, que Luis Enrique (Gijón, 6 de mayo de 1970) empiece la Eurocopa en el ojo del huracán.

El técnico asturiano es consciente de que el primer partido que debe ganar España no tiene tanto que ver con un balón como con el ambiente alrededor de la Roja: un telón de pesimismo, de asumir  que hay otras selecciones mucho mejores. Buscando la herencia de los campeones de 2012 (cuyo brillo empezó a marchitarse en el fiasco de Brasil’14), Luis Enrique ha optado por un estilo peculiar donde se mezclan un 70 por ciento de meritocracia con un 30 de ‘hacer equipo’. De este cóctel ha salido el seleccionador por mayor porcentaje de debutantes (21 en 18 partidos).

Este vaivén no ha ayudado a consolidar el proyecto. La España de ‘Lucho’ es capaz de ganarle 6-0 a Croacia o empatar con una patética Grecia, de hacerle otro 6-0 a Alemania o perder 1-0 con Ucrania este mismo invierno... Han sido 18 encuentros con un porcentaje de victorias de solo el 55 por ciento (10), con cinco empates y tres derrotas (39 goles a favor y 19 en contra). Y un dato revelador: únicamente seis de todos estos encuentros terminaron con la puerta de De Gea o Simón a cero. Resulta curioso que Luis Enrique haya dejado fuera de la lista a su mejor goleador: Sergio Ramos ha marcado siete dianas con él.

 

El ‘otro’ técnico

Sería injusto hablar de España en la presente Eurocopa sin referirse al técnico que llevó la nave en la clasificación: Robert Moreno. Un solo partido (victoria ante Noruega, 2-1 en Valencia) y Luis Enrique tuvo que abandonar primero la selección y después el cargo por la enfermedad y posterior fallecimiento de su hija. Robert, entonces segundo de ‘Lucho’, se hizo cargo de los otros nueve partidos, en los que España logró siete victorias y dos empates con los que alcanzó el billete al torneo.

Con Gerard Moreno fueron seis los debutantes en nueve encuentros, y algunos de ellos determinantes en la actual selección española: Fabián Ruiz, Gerard Moreno, Dani Olmo, Sarabia o Pau Torres.