scorecardresearch

CyL plantea medidas que no limiten la vida de las personas

SPC
-

El nuevo consejero de Sanidad consultará a los expertos si las comunidades acuerdan nuevas restricciones en la hostelería

El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. - Foto: Rubén Cacho (Ical)

La Junta de Castilla y León apuesta por medidas que no limiten la vida de las personas ante la Conferencia de Presidentes que tendrá lugar mañana, y en la que el Gobierno autonómico espera una posición común entre las comunidades para abordar las posibles medidas que busquen atajar la sexta ola de la pandemia de COVID-19.

Y es que, tal y como aseguró hoy el nuevo consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, en la rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo de Gobierno, el objetivo de la Junta es establecer medidas que "mantengan el equilibrio entre la epidemiología y la economía", para que los castellanos y leoneses "sigan siendo dueños de sus vidas".

Todo ello, no obstante, bajo la premisa de que la Conferencia de Presidentes dictamine "medidas coordinadas en todo el territorio nacional", entre las que el Gobierno autonómico propondrá el uso de las mascarillas de forma obligatoria no solo en los locales cerrados sino también "en los espacios abiertos".

Esta medida se ejecutaría principalmente "desde el sentido común", según Vázquez, porque "si uno está solo en el monte, el sentido común lleva a que no se ponga la mascarilla", pero en casos de aglomeraciones como campos de fútbol, conciertos al aire libre o calles abarrotadas, "lo lógico es obligar a llevar la mascarilla independientemente de que haya un metro y medio de distancia o más".

Medidas en hostelería

En cuanto a la posibilidad de tomar nuevas medidas restrictivas en el ámbito de la hostelería, relacionadas con el dictamen del comité de expertos que recomienda el cierre a partir de la 1.30 horas o evitar el consumo en barra, Vázquez llamó a esperar "lo que dictamine la Conferencia de Presidentes", si bien matizó que, en caso de que dichas medidas se aprueben por consenso, la Junta de Castilla y León las volvería a trasladar al comité de expertos antes de su dictamen definitivo en la Comunidad.

"Vamos a buscar el equilibrio entre la seguridad de la población de Castilla y León y el mantenimiento de la economía", reiteró el nuevo consejero de Sanidad, asegurando en todo caso que "sigue teniendo un gran papel lo que dice la ciencia" pero manifestando igualmente que su opinión sobre las propuestas del comité de expertos es que valora "mejor unas que otras".

Descartado el toque de queda

Lo que sí pudieron asegurar tanto el consejero de Sanidad como el nuevo portavoz del Gobierno autonómico, Carlos Fernández Carriedo, es que se descarta la existencia de un toque de queda, que "no ha estado ni está en la mesa de las decisiones que pudiéramos tomar".

Así, y en referencia a esta medida y otras que, por ejemplo, se han tomado en Cataluña por la Generalitat, Vázquez afirmó que "la situación epidemiológica allí es mucho peor" y su incidencia en UCI "es diferente", por lo que no se plantea la posibilidad de establecer un toque de queda en Castilla y León.

Uniformidad de medidas

En todo caso, tanto Vázquez como Carriedo mostraron su esperanza en que la Conferencia de Presidentes de mañana consiga una "uniformidad de medidas" en el territorio nacional que "siempre hemos propugnado" desde la Junta de Castilla y León.

No obstante, no quisieron avanzar nada más porque "anticiparnos hoy no procede" por "respeto a lo que el presidente del Gobierno pueda proponer mañana y al trabajo de la Conferencia de Presidentes", con la que desde la Junta se tienen "muchas expectativas para manifestar la posición de Comunidad y tomar las decisiones que correspondan".